Este portal es el eco del cubano que vive en la verdad.


NORMANDO HERNANDEZ GONZALEZ

Nacio el 21 de octubre de 1969.
Hijo de Normando Hernández y Blanca Rosa González.
Condenado a 25 años de prisión: Prisión de Kilo 5 1/2, en Pinar del Río. Tiene 40 años.
Trabajó en la industria azucarera como técnico de maquinaria.
Director del Colegio de Peridistas Independientes de Camagüey. Detenido el día 24 de marzo. Enjuiciado abril 4, 2003.
Dir.: Nueva Esperanza No 18, Vertientes, Camagüey
Esposa: Yaraí Reyes Marin. Tienen una niña que cumplió su primer añito el dia 22 de marzo.

Desterrado a España
Fecha de arribo: 14 de julio de 2010.

NOTAS:

Pide Normando Hernández mantener sanciones a Cuba
Lo siento como un sorteo
Traslado empeora situación de preso de conciencia
Trasladan a preso político a enfermería en prisión
Empeora salud de presos políticos
Operan a Normando Hernández González
Delicada salud de Normando Hernández González
Suspenden cirugía a prisionero de conciencia
Detectan nueva afección a Normando Hernández González
Empeora el ya crítico estado de salud de reo de conciencia
El periodista cubano Normando Hernández pasa su 40 cumpleaños en prisión
Prisionero de conciencia acusa a gobierno de Cuba de falsificar reportes sobre su salud
Acusa reo de conciencia al gobierno de asesinato
En condiciones crueles prisionero de conciencia
Corre riesgo de ser castigado Normando Hernández
Protestan por agresión física a periodista en prisión
Trasladan a Normando Hernández muy enfermo para hospital habanero
En crítico estado de salud prisionero de conciencia
Normando Hernández en alarmante estado de salud
Contagian de tuberculosis a prisionero de conciencia
Agreden físicamente a prisionero de conciencia
Ingresan a prisionero de conciencia en estado crítico
Trasladan a prisionero de conciencia para hospital de Camagüey
En estado grave prisionero de conciencia
En precario la salud de Normando Hernández González
Villa Abu Marista
El Taxi
Trasladan a reo a prisión de máxima severidad
Lanzan escaleras abajo a reo de los 75
En celda de castigo Normando Hernández González
Carta abierta de prisionero de conciencia cubano
Trasladan a Normando Hernández del hospital a la prisión
Normando no está con Daniela y Yaraí
Delicado estado de salud de Preso de Conciencia
Continúa con problemas de salud Normando Hernández
Continúa Normando Hernández en hospital pinareño
Presenta Normando Hernández síndrome de mala absorción
RSF se muestra "muy preocupada" por la salud del periodista preso
Normando
Responsabiliza RSF al gobierno de castro por el estado de salud de periodista encarcelado
Se muere el joven Normando Hernández en las mazmorras de Castro
Ingresado Normando Hernández para tratamiento antituberculoso
Ingresan a Normando Hernández en Hospital de Pinar del Río
Héctor Maseda lleva más de dos meses 'plantado'
SOS por Normando Hernández de la Fundación Cubana de Derechos Humanos
Preocupa la salud del periodista encarcelado Normando Hernández
Recibe Visita Familiar Normando Hernández
Trasladan a Normando Hernández al hospital

Periodista encarcelado condiciona su traslado a destacamento de reos comunes
Cancelan visita de su esposa al prisionero político cubano
FCDH denuncia hostigamiento contra Normando Hernández González
Desaparecido Normando Hernández González
21 días más en celda de castigo presos políticos
Carta-denuncia de esposa de periodista preso
No permiten a esposas de prisioneros de conciencia confirmar situación de sus esposos

Normando Hernández González cumple hoy 25 días de ayuno
Periodista encarcelado habría finalizado huelga de hambre
En crítico estado de salud el periodista Normando Hernández
Trasladan a Normando Hernández a destacamento de reos comunes
En buen estado de ánimo Normando Hernández
D
espojan a periodista encarcelado de distintivo de los 75
Normando Hernández no admite convivencia con reos comunes
Trasladan de celda de castigo a Normando Hernández
Los derechos perdidos de Normando

Torturas y más torturas
Cochicárcel
Comunicado de Prensa de M.A.R por Cuba
Normando Hernández González continúa en celda de castigo
Normando Hernández se niega a vestir uniforme de preso
Opositores y periodistas independientes se unen en cadena de oración
Teme por su vida esposa de periodista independiente en huelga de hambre
Teme nuevos castigos el periodista independiente Normando Hernández

Practican denigrante requisa a esposa de periodista encarcelado
Periodista independiente sin luz eléctrica en su celda
Con problemas de salud Normando Hernández

En infrahumanas condiciones el periodista Normando Hernández

Causa #2: Documento de Sentencia
Otros sentenciados en esta causa: Alfredo Manuel Pulido López, Alejandro González Raga y Mario Enrique Mayo Hernández

 

Pide Normando Hernández mantener sanciones a Cuba
José Luis Ramos

15 de julio de 2010

(Radio Martí, 14 de julio) - El periodista independiente Normando Hernández González, liberado en virtud del acuerdo entre el régimen comunista de la isla y la Iglesia Católica, declaró que es favorable a que Bruselas mantenga la Posición Común hacia Cuba.

Hernández González dijo a Radio Martí nada más haber arribado a Madrid que con el régimen del general Raúl Castro hay que ser firme y mantener las sanciones porque, según afirmó, liberar a un grupo de presos políticos no representa una apertura democrática ni que se vayan a respetar los derechos humanos y que eso es lo que exige la Posición Común de la Unión Europea respecto a Cuba.

El escritor y periodista independiente Normando Hernández fue condenado a 25 años de privación de libertad durante la ola represiva de la Primavera de 2003 en la isla.

Hernández González agregó estar escéptico con cualquier negociación que se haga con el régimen de Cuba y reiteró que al presente en la isla no hay libertad de reunión y de expresión ni respeto por las ideas diferentes.

 

Lo siento como un sorteo

22 de junio de 2010

(Radio Martí, 20 de junio) -Normando Hernández González está preso en Cuba por ejercer el periodismo independiente. Lo condenaron a 25 años de prisión. En los siete años y cuatro meses de encarcelamiento ha languidecido en las penitenciarías por las que ha transitado y su salud se ha venido abajo.

Hace apenas un mes fue sometido a una intervención quirúrgica, y sin recuperarse ha sido retornado desde un hospital de La Habana hasta la cárcel Kilo 7 de Camagüey, donde antes extinguía su condena.

Su esposa, Yaraí Reyes, comentó a Radio Martí que los traslados efectuados por las autoridades cubanas tienen muy poco significado porque lo necesario es que liberen a estos hombres que -según señaló- están injustamente encarcelados.

Explicó Reyes que tras las conversaciones del gobierno con la iglesia católica, se ha dicho que liberarán algunos de los presos políticos, pero que la lentitud es desesperante y los familiares están siendo tragados por la incertidumbre.

La esposa de Normando Hernández añadió que la afirmación de que se liberará sólo a algunos la siente como un sorteo, y que debe devolvérsele la libertad a todos, porque todos fueron juzgados por el mismo motivo.

 

Traslado empeora situación de preso de conciencia
Gioconda Tapia

12 de junio de 2010

(Radio Martí, 11 de junio) - El traslado del prisionero de conciencia cubano, Normando Hernández González, lejos de mejorar su situación la ha empeorado, incluso cambiando su régimen de visitas, sus medicinas y alimentación.

Normando fue trasladado del hospital habanero Carlos J. Finlay, a la cárcel Kilo Siete en Camagüey, a raíz de las conversaciones sostenidas entre el régimen castrista y la iglesia católica.

La comida es pésima, afirmó el prisionero de conciencia vía telefónica desde la cárcel. Agregó que incluso, sus visitas familiares ahora son cada dos meses, cuando antes eran cada cuarenta y cinco días.

Tras el traslado -que se suponía sería para mejorar las condiciones de vida de los presos políticos-, a Normando le eliminaron una de las dos llamadas telefónicas semanales que sostenía con sus familiares, especialmente con su hija de ocho años, que sufre trastornos psicológicos por la ausencia de su padre.

"Estoy siendo sometido a un asesinato lento, sutil y premeditado", subrayó el activista encarcelado. "No obstante, estoy agradecido a mis torturadores y asesinos, porque con su actuar, lo único que logran es reafirmarme cada día más en mis convicciones y principios".

 

Trasladan a preso político a enfermería en prisión
José Luis Ramos

4 de junio de 2010

(Radio Martí, 3 de junio) - El preso de conciencia cubano Normando Hernández González, condenado a 25 años de cárcel, fue trasladado desde el Hospital Militar Carlos J. Finlay, en La Habana, a la enfermería de la cárcel Kilo 7, en Camagüey, informó su esposa.

Yaraí Reyes Marín relató vía telefónica a Radio Martí este jueves que el proceso de traslado fue "horrible para él", pues el viaje resultó pésimo y tuvieron que administrarle oxigeno para que no se desmayara.

Reyes Marín agregó que en estos momentos su esposo se encuentra aislado y solo en una celda, y que la atención médica que está recibiendo es casi inexistente.

Hernández es un escritor y periodista independiente, condenado en la Primavera Negra de 2003 a 25 años de cárcel, y en el presente se encuentra muy enfermo y convaleciente de una operación de la vesícula que ha sido mal atendida.

El informe sobre la situación de Normando Hernández ocurre luego de que este martes la Iglesia Católica anunciara el traslado de presos políticos enfermos hacia cárceles cercanas a sus lugares de residencia, dos semanas después de la reunión que sostuvo el general Raúl Castro con el Cardenal y Arzobispo de La Habana, Jaime Ortega, y el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba y Arzobispo de Santiago de Cuba, monseñor Dionisio García.

 

Empeora salud de presos políticos
José Luis Ramos

2 de junio de 2010

(Radio Martí, 1 de junio) - Las esposas de los presos de conciencia, Normando Hernández González y Alfredo Pulido López, alertaron este martes sobre el alarmante empeoramiento de la salud de estos luchadores pacíficos por la democracia en Cuba.

Pese a estar internado en el hospital Carlos J. Finlay, donde hace sólo días fue operado de la vesícula biliar, la salud de Normando Hernández ha decaído dramáticamente. "La situación de Normando es crítica, porque después de haber sido operado, las inflamaciones son aún peores, la acidez ha aumentado y es horrible, y en la última llamada yo lo sentí muy alterado", explicó a Radio Martí, la esposa del periodista independiente encarcelado, Yaraí Reyes Marín.

Explicó que con el paso del tiempo viviendo en condiciones infrahumanas, la salud de Normando se debilita, mientras nuevos padecimientos y enfermedades lo afectan. "Mientras estén con este estrés sostenido y con esta espera que no acaba, me imagino que eso agrave aún más la situación de los presos que están enfermos", dijo Yaraí.

Por su parte, la esposa de Alfredo Pulido López, Rebeca Rodríguez Souto, dijo que a su esposo recientemente le detectaron una hernia hiatal, que junto a los problemas respiratorios, la inflamación de las piernas, entre otros padecimientos, agravan la salud del prisionero de conciencia.

La situación de estos disidentes del Grupo de los 75 es totalmente incompatible con el internamiento carcelario, denunciaron sus familiares.


Operan a Normando Hernández González
Alfredo Monroy

12 de mayo de 2010

(Radio Martí, 10 de mayo) - El preso de conciencia cubano del Grupo de los 75, Normando Hernández González, fue sometido a una operación de la vesícula el lunes en el hospital militar de La Habana, Carlos J. Finlay, según dio a conocer a Radio Martí su esposa, Yaraí Reyes Marín.

Reyes Marín dijo que su esposo se encuentra en una sala de cuidados intensivos, y que le podrían quitar los puntos en una semana.

Hernández González fue arrestado en la Primavera Negra del 2003, y su libertad es exigida por Amnistía Internacional.

 

Delicada salud de Normando Hernández González
Paul Rodríguez

6 de mayo de 2010

(Radio Martí) - El prisionero de conciencia cubano, Normando Hernández González, se encuentra en delicado estado de salud.

La esposa del periodista independiente pudo visitarlo en el Hospital Militar Carlos J. Finlay, en Ciudad de La Habana, y confirmar que lo operarán el próximo lunes.

Hernández González fue arrestado en la Primavera Negra de Cuba del 2003, y su libertad ha sido exigida por Amnistía Internacional y el Comité para la Protección de los Periodistas.

Mientras que el año pasado, un grupo de 23 legisladores noruegos envió una carta al gobierno comunista de Cuba, pidiendo la libertad del preso político.

 

Suspenden cirugía a prisionero de conciencia
Martha Beatriz Roque Cabello

30 de abril de 2010

La Habana, Cuba - www.PayoLibre.com - El día 28 de abril, tuvo lugar la visita familiar al prisionero de conciencia Normando Hernández González, en el Hospital Militar Carlos J. Finlay, en la sala de penados de la Seguridad del Estado. Normando, preso político y de conciencia del Grupo de los 75, fue diagnosticado de pólipos en la vesícula y preparado para ser operado por mínimo acceso el 27 de abril, pero la cirugía no se pudo llevar a cabo, porque presentó ese día un cuadro diarreico. Hay que señalar que no fue hidratado por sueros.

La Seguridad del Estado le había informado que avisaría a su esposa con 3 días de antelación a la operación, pero no lo hizo, ella se enteró de toda esta situación en el momento de la visita.

Normando fue alertado por el médico anestesista, de la posibilidad de que cuando despertara tuviera una herida no usual en una operación de mínimo acceso, ya que en estos casos podría correrse el riesgo de que el órgano se escondiera y hubiera que intervenir de modo tradicional. Igualmente le explicó que sería la operación con anestesia general y entubado.

Este preso de conciencia padece de varias enfermedades gastrointestinales, entre ellas: síndrome de mala absorción intestinal, reflujo gástrico, colitis inespecífica crónica, duodenitis, yeyunitis, gastritis, hernia de hiato. Es de destacar que los pólipos vesiculares fueron creciendo en un espacio breve de tiempo y de un diagnóstico de vesícula cubierta por pólipos -un año atrás- dos de ellos han alcanzado 16 milímetros y un tercero está en la entrada vesicular, que de seguir creciendo puede obstruirla y provocar que reviente.

La esposa de Normando quiere mantener informada a la opinión pública internacional sobre esta preocupante situación y considera inhumano -por parte del gobierno cubano- que no se le permita estar en esas circunstancias junto a su esposo; así como, que no se le notifique con antelación el momento de la intervención quirúrgica.

 

Detectan nueva afección a Normando Hernández González
Eduardo León López

31 de marzo de 2010

La Habana, Cuba - www.PayoLibre.com - Al prisionero de conciencia Normando Hernández González, quien producto de múltiples padecimientos de salud fue trasladado el 20 de octubre del pasado año hacia la prisión Combinado del Este, en ciudad de La Habana, para la realización de un chequeo, lo tienen en espera de atención médica después de la detección de un nuevo padecimiento.

La nueva afección detectada a través de un ultrasonido consiste en la presencia de pólipos de 18 mm en la vesícula, y para extraerlos el periodista prisionero de conciencia tiene indicada una operación.

En la investigación sobre trastornos del corazón no existe una unidad de criterios por parte de los galenos que lo atienden. Tiene orientado un eco cardiograma desde el día 4 de marzo.

Un padecimiento que ha mostrado ligera mejoría, por el momento, ha sido las crisis de hasta doce diarreas diarias. Actualmente en el día tiene de dos a tres deposiciones. También su peso corporal ha mejorado, de 52 kg. que pesaba ahora pesa 57.

Esta información fue brindada a Hermanos Unidos el día 29 de marzo por Yaraí Reyes Marín, esposa del reo de conciencia, quien dijo haber visitó a su esposo el pasado 25 de marzo.

Yaraí Reyes Marín reside en Buena Esperanza #18, e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey. Normando Hernández González fue condenado a 25 años de prisión, en la Primavera de Cuba, en el Grupo de los 75.

Eduardo León López dirige la agrupación humanitaria Hermanos Unidos.

 

Empeora el ya crítico estado de salud de reo de conciencia
Tania Maceda Guerra

23 de febrero de 2010

La Habana, Cuba – www.PayoLibre.com - El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Normando Hernández González, expresó profunda preocupación por el empeoramiento de su ya crítico estado de salud, el pasado 15 de febrero, en llamada telefónica efectuada desde el Hospital Nacional de la Prisión Combinado del Este, en La Habana.

Normando Hernández González dijo:

Estoy en este hospital desde el 20 de octubre pasado y ciertamente me han hecho algunas pruebas, pero cada vez estoy peor, no se avanza nada ni se investigan bien las enfermedades.

Cuando me encarcelaron el 24 de marzo de 2003, era una persona completamente sana, pero la Seguridad del Estado me ha aniquilado, ahora padezco de: síndrome de mala absorción gastrointestinal con un severo cuadro diarreico, gastritis alcalina crónica, giardiasis que me provoca aplanamiento de las vellosidades intestinales, duodenitis eritematosa, yeyunitis crónica con infiltraciones, intestino y colon irritable, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa, esofagitis con hipomotilidad, hernia hiatal, trastornos en la repolarización ventricular del corazón, pérdida de la visión, síndrome depresivo somático, ostiocitos cervicales, artritis y condromalacia.

La prueba del Mantoux (o tuberculina) efectuada en los primeros meses de 2007 me dio hiperactiva (14). Sufro además de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, tengo 14 Kg. por debajo de mi peso corporal. La manometría practicada en enero de 2008 arrojó incompetencia severa de esfínter esofágico inferior, que no se resuelve con medicamentos y tiene que ser reconstruido. También tengo que ser operado de pólipos en la vesícula biliar.

Normando Hernández González nació el 21 de octubre de 1969 y fue declarado prisionero de conciencia por Amnistía Internacional en el Grupo de lo 75. Fue condenado a 25 años de prisión en marzo de 2003, por ejercer el periodismo independiente. Fungía como director del Colegio de Periodistas de Camagüey. Su familia reside en calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

El periodista cubano Normando Hernández pasa su 40 cumpleaños en prisión
Jueves 22 de Octubre de 2009 19:24

P-ES.- El periodista Normando Hernández González ha tenido que pasar este 21 de octubre su 40 cumpleaños en prisión, donde seguirá hasta terminar una condena a 25 años de cárcel que se le impuso Fidel Castro en 2003 salvo que la movilización internacional consiga antes su liberación.

Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, Normando Hernández fue detenido por el gobierno cubano junto a otros 74 disidentes políticos y periodistas independientes para atemorizar a la oposición política en Cuba.

Normando Hernández, quien tiene una niña de 4 años y una esposa llamada Yaraí, escribe: “día de muchas emociones, sobretodo porque pude estar una hora con mi querida princesa. ¡Qué linda esta Daniela!, como siempre se puso nerviosa, me besaba y abrazaba, demostrándome el amor que por mi siente. Como en todas las visitas preguntó: ¿Papá dónde tú estas? ¿Papá tú me quieres mucho? ¿Papá cuando tú vas para mi casita? ...Una flecha envenenada atraviesa mi alma cada vez que escucho esas interrogantes al igual que cuando recuerdo la triste mirada de mi hijita cuando se despide...”

 

Prisionero de conciencia acusa a gobierno de Cuba de falsificar reportes sobre su salud

6 de marzo de 2009

(Radio Martí) - El prisionero político del Grupo de los 75, Normando Hernández González, acusó a las autoridades carcelarias cubanas de falsear los informes sobre su salud, que ha ido empeorando progresivamente desde que fue condenado en la primavera del 2003.

Hernández hace estas afirmaciones en una declaración grabada, con fecha 4 de marzo, después que fue devuelto a la prisión Kilo 7, de Camagüey, a finales de febrero, tras permanecer 48 días hospitalizado.

Hernández señala que tras casi mes y medio, los médicos sólo le repitieron las mismas pruebas, a las que antes lo habían sometido en Camagüey, y el informe resultante incluyó muchos datos falsos.

Explica el opositor que para los efectos legales, el gobierno le brinda asistencia médica, pero el problema radica en que esta asistencia es incompleta, pues no se hace nada para investigar las causas que provocan sus enfermedades para poderlas tratar, eliminar y evitar que continúen haciéndose agudas, crónicas y generando nuevos problemas de salud.

De acuerdo con su familia, el disidente padece hipertensión, pérdida de peso, desnutrición, parásitos intestinales, diarrea crónica y un crecimiento inexplicable de la nuez de Adán.

 

Acusa reo de conciencia al gobierno de asesinato
Tania Maceda Guerra

18 de septiembre de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75 Normando Hernández González acusó al gobierno cubano de asesinato, al decir a su esposa, Yaraí Reyes Marín, en presencia de los militares de la prisión Camagüeyana de kilo 7, que lo están matando lenta y premeditadamente.

Yaraí, fuente de esta nota, dijo por teléfono el pasado 16 de septiembre que a pesar de su crítico estado de salud Normando se encuentra en condiciones crueles, desde el pasado 7 de mayo en una pequeña celda de castigo.

Normando padece de Síndrome de mala absorción gastrointestinal, giardiasis, duodenitis eritematoza, yeyunitis crónica, intestino y colon irritable, avitaminosis, desnutrido, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa, y pérdida de la visión.

La prueba de la tuberculina, con la técnica de Mantoux, efectuada en los primeros meses de 2007, dio positiva. Sufre además de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento, y tiene 14 Kg. por debajo de su peso corporal.

La manometría practicada en enero de 2008 arrojó incompetencia severa del Efínter esofágico inferior, lo que no se resuelve con medicamentos, debe ser reconstruido.

Normando Hernández González, de 38 años de edad, Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, extingue una condena de 25 años. Su familia reside en Calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba

 

Corre riesgo de ser castigado Normando Hernández
Eduardo León López

15 de septiembre de 2009

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González dijo que corre el riesgo de ser internado en una celda de castigo.

Hernández González le expresó a su esposa, la señora Yaraí Reyes Marín, que no se asustara si cuando fuese a visitarlo lo tuvieran confinado en celda de castigo, por desobedecer a los guardias que no le permiten asomarse a la ventana de la celda para comunicarse con otros reos.

Reyes dijo que su esposo se encuentra encerrado, debido a su delicado estado de salud, en una celda de la enfermería de la prisión.

También refirió la esposa que Normando Hernández González ha optado por no asistir al soleador, debido a que es sacado en el horario de mayor intensidad solar.

Yaraí Reyes al referirse al estado de salud del reo, dijo que producto de los fuertes dolores que presenta en las rodillas, le realizaron radiografías y arrojó condromalacia en las rotulas. “La situación es preocupante -dijo Yaraí-, puesto a que esta afección es provocada, según los médicos, por su enfermedad base, mala absorción intestinal, corriendo con esto el riesgo de una invalidez”.

Además, añadió Reyes Marín que producto de esta situación en las rotulas, los médicos indicaron no aumentar de peso corporal, aunque Normando se encuentra en estado de desnutrición.

Normando Hernández González, quien fue condenado a 25 años de prisión en la Causa de los 75, se encuentra recluido actualmente en la prisión Kilo 7, en Camagüey, Cuba.

Hermanos Unidos le brindó apoyo espiritual al prisionero de conciencia por medio de su esposa el pasado 27 de agosto. Yaraí Reyes Marín reside en Buena Esperanza 318, e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey, Cuba.

Eduardo León López es presidente de la organización Hermanos Unidos.

 

En condiciones crueles prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

1 de junio de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Normando Hernández González, se encuentra en condiciones crueles en una pequeña celda de castigo de la prisión camagüeyana Kilo 7, desde el pasado 7 de mayo que fue trasladado ahí desde el hospital habanero Carlos J. Finlay, a pesar de su crítico estado de salud.

El preso disidente Jorge Alberto Liriano Linares leyó por teléfono una nota de Hernández, el 30 de mayo, la cual confirmó por su esposa, Yaraí Reyes Marín, en la que expresa:

En esta celda tan pequeña a penas se puede caminar. La ventilación escasa, el calor insoportable. No hay agua potable, cuando la ponen lleno todas las vasijas. La iluminación es pobre, haciéndome difícil leer y escribir. Estoy sepultado vivo.

Llevo 5 días con gripe. Las diarreas, dolores abdominales y acidez no se me alivian con nada. En las noches se me inflama todo el estómago y me ataca la fiebre. Ahora peso, según ellos (los carceleros), 56 kilogramos.

La comida es cabecilla de arroz medio crudo, agua de lentejas y una ínfima ración de pollo o un pedacito de tortilla, que es lo único que cojo para comérmela con pan. No puedo comer nada de eso, pero Dios está conmigo.

“Hernández está siendo aniquilado por la Seguridad del Estado”, dijo la fuente, en alusión a que el reo se encuentra enfermo en extremo, padece de síndrome de mala absorción gastrointestinal, giardiasis que le provoca aplanamiento de las vellosidades intestinales, duodenitis eritematosa, yeyunitis crónica, infiltraciones intestinales, quistes de giardias en la vesícula, intestinos y colon irritable, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante; tiene dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa y pérdida de la visión.

Además, la prueba de la tuberculina, con la técnica Mantoux, efectuada en los primeros meses de 2007, dio Hiper Reactiva (14), a pesar de haber hecho tratamiento. Sufre además de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento.

La manométrica esofágica practicada en enero de 2008 arrojó incompetencia severa del esfínter esofágico inferior, lo que no se resuelve con medicamentos sino que tiene que ser reconstruido.

Normando Hernández González, de 38 años, extingue una condena de 25 años y es director del colegio de periodistas independiente de Camagüey. Su lugar de residencia es calle Buena Esperanza #18, entre H y Luz, reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Protestan por agresión física a periodista en prisión
Juan Carlos González Leiva

16 de abril de 2008

La Habana – www.PayoLibre.com – El Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba protestó enérgicamente en La Habana ayer 15 de abril por la agresión física sufrida por el periodista independiente y prisionero de conciencia del Grupo de los 75, Normando Hernández González, quién se encuentra en delicado estado de salud en el Hospital Carlos J. Finlay.

Yaraí Reyes Marín, su esposa, denunció que un reo común fue puesto por la Seguridad del Estado en la celda del prisionero de conciencia para que lo acose desde hace 20 días, y que el martes 8 lo agarró por el cuello hasta cortarle casi totalmente la respiración, y los guardias, a pesar de encontrarse presente, no intervinieron.

Margarito Broche Espinosa, presidente del mencionado Consejo, dijo que esto es parte de una ola represiva contra la prensa independiente recrudecida el pasado marzo, que incluye similar acoso al Dr. José Luis García Paneque y a Raymundo Perdigón Brito, y que constituye más de un centenar de actos hostiles contra los reporteros en lo que va de año.

Hernández González padece de síndrome de mala absorción gastrointestinal, aplanamiento de las vellosidades intestinales, duodenitis eritematoza, yeyunitis crónica con infiltraciones, quistes de giardias en la vesícula, intestino y colon irritables, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa y pérdida de la visión.

La prueba de la tuberculina, con la técnica de Mantoux, efectuada en los primeros meses de 2007, dio positiva. Sufre además de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento.

Normando Hernández González es el director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, reside en Calle Buena Esperanza #18 e/t H y Luz, reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey, Cuba.

Centro de Información del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba.

 

Trasladan a Normando Hernández muy enfermo para hospital habanero
Tania Maceda Guerra

15 de septiembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González fue trasladado desde la prisión Kilo 7, en Camagüey, al hospital militar Carlos J. Finlay, en Ciudad de La Habana.

Oficiales de la Seguridad del Estado llevaron a cabo el traslado en horas temprana de este 14 de septiembre y según le dijeron a su esposa, Yaraí Reyes Marín, el reo será sometido a un chequeo general.

Hernández González es uno de los prisioneros de conciencia cuyo estado de salud es crítico, pues padece de Síndrome de mala absorción gastrointestinal, giardiasis (tiene quistes de giradias en la vesícula), duodenitis eritematosa, yeyunitis crónica, intestinos y colon irritable, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa, perdida de visión.

Además, la prueba de la tuberculina, con la técnica Mantoux, efectuada en los primeros meses de 2007, dio Hiper Reactiva (14). También sufre de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento y tiene 14 Kg. por debajo de su peso corporal.

Normando Hernández González, de 39 años de edad, es prisionero de conciencia del Grupo de los 75 y director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey. Reside en calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey

 

En crítico estado de salud prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

8 de septiembre de 2007

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75 Normando Hernández González se encuentra muy mal de salud en la prisión kilo 7, en Camagüey.

El también reportero independiente envió una nota al reo opositor Jorge Alberto Liriano Linares, el pasado 6 de septiembre, en la que expresó: “Estoy pasando una semana terrible, muy alterado de los nervios, estresado, con fuertes dolores intestinales. Dejaron de traerme los medicamentos en tres ocasiones en los últimos 7 días.

“Ayer me atendió la jefa de servicios médicos de la prisión, la capitana del Ministerio de Orden Interior, Dra. Lisbet Gamboa, y dijo que ella no puede hacer nada. Hoy amanecí con mucho dolor en el colon, y desde las 7 AM solicité atención médica y no me sacaron hasta las 5 de la tarde, hora en que me atendió la Dra. Yeny, quien no supo que medicamento darme para aliviar el dolor, sólo me dijo que lo consultaría con sus superiores, y todavía la estoy esperando.

“Cada día el dolor es más intenso, todo lo que ingiero me provoca dolores gástricos y fuertes cólicos intestinales. He tenido hasta nueve diarreas diarias y tengo que tomarme 19 medicamentos cada día. Me están asesinando en forma premeditada, es algo macabro.”

Normando Hernández González, de 39 años de edad, padece de Síndrome de mala absorción gastrointestinal, giardias, duodenitis eritematosa, yeyunitis crónica, intestino y colon irritables, avitaminosis, desnutrición, cefalea constante, dos vértebras comprimidas en la columna cervical, hipertensión arterial severa, y perdida de la visión.

La prueba de la tuberculina, con la técnica de Mantoux, efectuada en los primeros meses de 2007, dio positiva. Sufre además de fatigas, mareos, nauseas, inapetencia, crisis de diarreas y estreñimiento, y tiene 14 Kg. por debajo de su peso corporal.

Hernández González es director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey. Su domicilio se ubica en Calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey, Cuba.

Amenazado Normando Hernández González
Yoel Espinosa Medrano – Cubanacán Press

26 de julio de 2007

Santa Clara, Cuba – www.PayoLibre.com – El periodista independiente Normando Hernández González, recluido en la cárcel camagüeyana Kilo 7, fue amenazado por un oficial el pasado 21 de julio, por negarse a gritar ¡Viva el 26 de julio!

Según el preso político Jorge Alberto Liriano, el teniente coronel Jesús Martínez Ortigado, director de dicha prisión, acompañado de su consejo de dirección y 12 guardias, realizó un recorrido por los destacamentos del recinto y obligó a los presos a gritar la consigna.

Normando Hernández González, por el contrario, gritó, ¡Abajo el 26 de julio!, y fue conducido de inmediato a la oficina de Martínez Ortigado, quien le dijo: "Escucha bien esto, gusano mercenario, hoy me faltaste al respeto, yo no creo en presos políticos, y desde ahora fíjate bien cada paso que das, porque cualquier accidente te puede ocurrir".

Normando Hernández en alarmante estado de salud
Miriam Leiva

28 de junio de 2007

La Habana – www.PayoLibre.comYaraí Reyes, esposa de Normando Hernández González, informó el viernes 22 de junio que en la visita del jueves 21 –que se mantienen cada 2 meses– encontró a su esposo muy mal, por lo que está muy preocupada.

Antes de la visita le administraron un suero con vitaminas, pues estaba muy débil; tenía mucho mareo, las manos le temblaban; y no puede comer los alimentos de la prisión, pues son pésimos.

Normando Hernández padece de Síndrome de mala absorción e intestino irritable, entre otras dolencias. Pesa 53 kilos. Presenta ciclos de diarreas y estreñimiento, agudizados en las últimas tres semanas. Tiene gran pérdida de la masa corporal y está muy desnutrido.

Según su esposa, Normando Hernández González está muy decaído físicamente; tuvieron que ayudarlo a trasladar la bolsa que ella le llevó, pues no tenía fuerzas para hacerlo él.

Yaraí Reyes presentó Petición Judicial ante un abogado para Licencia Extrapenal por motivos de salud desde el 7 de julio de 2006, así como solicitud de revisión de causa.

Niegan el sol a prisionera de conciencia enfermo
Luis Esteban Espinosa – Jóvenes sin Censura

20 de abril de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – Los oficiales de la Seguridad del Estado y los militares de la prisión kilo 7, en Camagüey, le niegan la hora de sol diaria, recetada por los médicos del ministerio del interior a Normando Hernández González.

Según Hernández, esto es parte de la venganza que el gobierno cubano lleva a cabo en su contra por fundar el Colegio de Periodistas Independientes en la provincia Camagüey y porque continúa su labor como periodista desde los horrores carcelarios.

Agrega Hernández que el teniente Didier Fundora Pérez lo reprime con más saña, porque lo denunció ante la Fiscalía Militar de Camagüey, después de que este intentó asesinar al recluso común Roberto Esquivel González.

La doctora Yulianela le indicó la hora de sol diaria porque Hernández se encuentra enfermo de tuberculosis, pues la prueba de Mantoux, efectuada recientemente, arrojo 14. Además, padece de síndrome de mala absorción gastrointestinal, entre otras enfermedades.

Normando Hernández González, de 38 años de edad, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey y miembro del Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba, es prisionero de conciencia perteneciente al Grupo de los 75 encarcelados en marzo del 2003, extinguiendo una condena de 25 años, actualmente en la prisión kilo 7, en la provincia de Camagüey. Su sitio de residencie es calle Buena Esperanza No. 18 entre H y Luz, reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey.

Contagian de tuberculosis a prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

9 de marzo de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia y periodista independiente Normando Hernández González se encuentra enfermo de tuberculosis en la prisión kilo 7, en Camagüey.

Según Yaraí Reyes Marín, esposa del reo, el análisis para detectar el virus, conocido como ‘prueba de mantú’, realizado en los primeros días de este mes de marzo, confirmó el contagio.

Esta enfermedad le provoca a Normando fiebres, fatigas, desmayos y mareos, informó Reyes Marín a Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH).

González Leiva recordó que “Hernández fue encerrado en una celda de manera premeditada con un recluso común tuberculoso hace más de un año en la prisión Kilo 5 ½, en Pinar del Río”.

“Los médicos y la seguridad del estado del penal le niegan la asistencia médica para evitar el escándalo de reconocer su enfermedad y para deteriorar aún más su salud”, concluyó Juan Carlos González Leiva, quien responsabiliza al gobierno por la vida del recluso.

Normando Hernández González, de 38 años de edad, es el director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, compone la lista de prisioneros de conciencia del Grupo de los 75 (de la ola represiva del 2003), donde fue condenado a 25 años de privación de libertad.

Agreden físicamente a prisionero de conciencia
Tania Maceda Guerra

20 de febrero de 2007

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González, quien se encuentra extremadamente delicado de salud, fue agredido físicamente por un militar de la prisión Kilo 7, en Camagüey, donde se encuentra recluido.

Yaraí Reyes Marín, esposa del disidente, comunicó a la Fundación Cubana de Derechos Humanos, que el oficial llamado Juan González, cuando Normando le preguntó respetuosamente por qué le acababa de dar una paliza a un recluso común le lanzó una lluvia de tonfasos, de los cuales uno golpeo fuertemente al preso político en el pecho y los demás dieron en las rejas.

Normando Hernández González, de 37 años de edad, sancionado a 25 años de privación de libertad en el grupo de los 75 durante la primavera de Cuba, es el director del Colegio de Periodista Independiente de Camagüey. Su familia reside en la calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey.

Ingresan a prisionero de conciencia en estado crítico
Tania Maceda Guerra

20 de diciembre de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González fue ingresado en estado crítico al anochecer del día 13 de diciembre en una sala del Hospital Provincial de Camagüey Amalia Simoni.

Yaraí Reyes Marín declaró por teléfono a la Fundación Cubana de Derechos Humanos que su esposo, el Señor Hernández González, llevaba días encerrado herméticamente en una habitación del Hospital antes mencionado y que a pesar de encontrarse en estado crítico con nauseas, diarreas, mareos, fatigas, fiebre y desmayos, los militares lo mantuvieron una semana sin cama, sin silla y sin mesa en la mencionada habitación, donde además, los guardias le tiraban la comida en una bandeja por debajo de la puerta y donde permanecía todo el día sentado sobre un cubo.

Expresó la esposa que los oficiales de la Seguridad del Estado exclusivamente se empeñan en torturarlo queriendo someterlo a una cuarta endoscopia para después no hacerle los tratamientos.

Dijo también que Hernández González lo que exige es un tratamiento como ser humano y asistencia médica completa; y que el disidente está distrófico, habiendo perdido 35 libras de su peso corporal.

Concluyó diciendo Yaraí Reyes, que la doctora le manifestó inquietud porque a pesar del crítico cuadro de salud que presenta, Normando tiene el colesterol muy alto y que los militares le retiraron todas sus pertenencias, prohibiéndole inclusive los alimentos traídos de la casa que son los recomendados en la dieta médica.

Normando Hernández González, de 37 años de edad, es el Director del Colegio de Periodistas Independiente de Camagüey y fue condenado a 25 años de privación de libertad en la conocida Causa de los 75. Reside en calle Buena Esperanza #18, e/ H y Luz, Reparto Piñeiro, Vertientes, Camagüey.

Trasladan a prisionero de conciencia para hospital de Camagüey
Por Luis Esteban Espinosa

10 de diciembre de 2006

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de Conciencia del grupo de los 75 Normando Hernández González fue trasladado de urgencia para el hospital provincial Amalia Simoni en la ciudad de Camagüey en la mañana del viernes 8 de diciembre del corriente año.

Su esposa, Yaraí Reyes Marín, dijo en llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH) que la doctora de la Prisión Kilo 7 le manifestó que Hernández González tenía un suero puesto y le están suministrando 3 Captopril al día.

Añadió Reyes Marín que su esposo se desmayó varias veces el pasado martes y que fue auxiliado por varios reclusos comunes, quienes comenzaron a llamar por teléfono a la FCDH pidiendo ayuda.

También expresó la fuente, que Hernández González se encuentra distrófico, habiendo perdido 35 libras de su peso corporal, que tiene constantes diarreas, nauseas y mareos, que padece de un síndrome de mal absorción gastrointestinal, el electro le dio alterado y está teniendo fiebre todas las tardes.

Normando Hernández González, de 37 años, fue contagiado intencionalmente con el vacilo de la tuberculosis en la prisión Kilo 5 ½, Pinar del Río. Actualmente se encuentra en la prisión Kilo 7, Camagüey, extinguiendo una condena de 25 años de privación de libertad; es el Director del Colegio de periodistas independientes de Camagüey y reside en Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Reparto Piñeiros Vertientes, Camagüey.

Agencia de prensa Jóvenes sin censura (El gobierno cubano le niega a esta agencia su reconocimiento legal)


En estado grave prisionero de conciencia

Por Tania Maceda Guerra

6 de diciembre de 2006

Ciego de Ávila, Cuba – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González fue hospitalizado de urgencia luego de sufrir varios desmayos. Unos reos comunes lo recogieron y llamaron por teléfono a distintas organizaciones de derechos humanos dentro de Cuba.

Juan Carlos González Leiva comunicó el pasado día 5 vía telefónica con Yaraí Reyes Marín, quien le informó que su esposo Normando Hernández González se encontraba muy mal, que la doctora del Ministerio del Interior había dicho que sería trasladado en breve para el hospital provincial de Camagüey Amalia Simoni y que lo mantenían con sueros vitaminosos y suministrándole 3 pastillas de captopril al día.

Expresó el activista que los militares de la prisión Kilo 5½ de Pinar del Río contagiaron premeditadamente a Hernández González con el vacilo de la tuberculosis y le han provocado un síndrome de mala absorción gastrointestinal, que siendo un hombre pequeño y delgado ha perdido alrededor de 35 libras.

Agregó González Leiva que esta no es sólo su opinión, pues Hernández González y un numeroso grupo de reclusos de esa prisión donde estada recluido, están acusando a la seguridad del estado de asesinato lento.

La fuente concluyó diciendo que Normando, de 37 años de edad, está haciendo fiebres bajas todas las tardes, y que actualmente está extinguiendo una sanción de 25 años de privación de libertad en Kilo 7, Camagüey.


En precario la salud de Normando Hernández González

Por Tania Maceda Guerra

9 de noviembre de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – La salud del prisionero de conciencia Normando Hernández González continúa deteriorándose en la prisión de máximo rigor Kilo 7 en Camagüey. Su esposa, Yaraí Reyes Marín, se comunicó por teléfono con la Fundación Cubana de Derechos Humanos para expresar su angustia, diciendo que a Hernández González “lo están matando poco a poco”.

La presión arterial del reo le está subiendo aceleradamente y no responde con eficacia a los fármacos; un clínico le recetó 3 medicamentos que no le resuelven nada y le ordenó un chequeo de la presión, pero los militares no se lo hacen, según comunicó la esposa.

Continuó diciendo Reyes Marín que su esposo está sufriendo fatiga y desmayo todos los días, producto de un desgaste físico debido a sufrir de un Síndrome de Mala Absorción Gastrointestinal, el cual también le produce fuertes dolores.

Normando Hernández González, de 37 años de edad, es el Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey y extingue una condena de 25 años de privación de libertad impuesta en la conocida Causa de los 75. Reside en la Calle Buena Esperanza #18 e/ H y Luz, Vertientes, Camagüey.


Villa Abu Marista

Normando Hernández González

5 de noviembre de 2006

Prisión Kilo 7, Camagüey – www.PayoLibre.com – Ver a un hombre encolerizado impresiona. Más si es un hombre que está preso y además taciturno, amable, sencillo. El instinto humano te lleva a solidarizarte con él y a brindarle ayuda. Es lo que hice cuando vi al joven de esta historia con el rostro transformado y echando flores por la boca.

Al verlo tan airado pensé que algo muy grave le había ocurrido. Pero no. Simplemente acababa de ver por la televisión las fotografías que muestran como fueron torturados los presos en Irak.

“¿Tu sabes por que estoy así?”, me dijo. “Estoy así porque muero de impotencia. Muero de rabia al ver la hipocresía del gobierno cubano mostrando las fotografías de los torturados en Abu Ghraib, como si aquí no pasara lo mismo. Estoy así porque fui torturado de la misma forma en que torturaron a los presos en Irak”.

Así con voz en cuello y lágrimas en los ojos comenzó a contar su historia el licenciado en cultura física y recreación Amauri Fernández Tamayo, campeón de los Juegos Centro Americanos y del Caribe en salto con pértiga, celebrados en El Salvador en 1996 y Campeón Nacional, en la misma disciplina deportiva, desde 1999 hasta el 2002.

Cuenta que frustrado y desesperanzado por haber sido expulsado del equipo nacional de atletismo, siendo aún campeón Nacional (2002), y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) por ser considerado no confiable, y ante la agudización de sus problemas, sólo encontraba una solución: saltar. “Sí, lo que me interesaba y me interesa es saltar”, dice Amauri en su argot deportivo, “saltar para donde quiera, lo importante es dar un buen salto, no con pértiga sino largo, de 90 millas como mínimo y con la respiración más tranquila y el lomo más pausado”.

Continúa contando en voz baja.

“El 16 de diciembre del 2003 fui apresado en la provincia de Pinar del Río, por haber saltado hasta el Km. 21 de la carretera de Mantua, buscando a una persona que me dijeron podía sacarme del país.

“El 19 me trasladaron para la jefatura del Departamento de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista, en ciudad de La Habana. Allí comenzaron a instruirme por un supuesto delito de tráfico de persona. No tenían pruebas en contra de mi persona y empezaron a inventar cosas y a amenazarme. El instructor, conocido por Yaser, me decía constantemente: ‘por mis cojones te voy a meter preso’.

“Al ver tanta prepotencia e injusticia decido plantarme. Me quito la ropa y al quedarme en calzoncillos me acuesto en el piso del calabozo y es cuando me torturan.

“Hicieron conmigo lo mismo que les hicieron a los presos en Abu Ghraib. Me esposaron las manos a la espalda y me maniataron los pies junto a ellas. Luego me cargaron por las esposas y me trasladaron para el hueco. Allí acostado de lado en el piso, entumecido, en calzoncillo, con las manos y los pies maniatados a la espalda, igual a las imágenes que muestran como fueron torturados los presos iraquíes, permanecí más de una hora.”

Amauri con sus 29 años, no articula palabras, el recuerdo lo indigna. Con leve movimiento se amasa las manos y los pies, cierra los ojos y salen lágrimas de ellos. Hace un esfuerzo. Se enjuga las lágrimas y con voz entrecortada dice:

“La tortura más grande no es la que he contado, ni la tortura más grande es haber sido sancionado a 10 años de privación de libertad por un supuesto delito de tráfico de persona, la más grande de las torturas es estar preso por los cojones de Yaser.”


El taxi

Normando Hernández González

24 de septiembre de 2006

Prisión Kilo 7, Camagüey – www.PayoLibre.com – No posee taxímetro, no se alquila y no es un automóvil, mide 1.60 metros de estatura, pesa 54 Kg., tiene extremidades superiores e inferiores y un quiste en el ojo derecho que no ha sido operado por falta de atención médica. Se llama Ignacio Quintana Soa, tiene 39 años y por ser hiperactivo le dicen "El Taxi".

La historia de este ser humano, hombre sincero, desenfadado y dispuesto a servir al prójimo en cualquier momento, es semejante a la de miles de cubanos que sufren prisión aquí, en la mayor de las antillas.

Descalzo, vistiendo un short gris y una camiseta azul, se le ve ir y venir a toda velocidad a cualquier hora del día por los pasillos del área 2 de la Prisión Provincial Kilo 5 ½ de Pinar del Río, haciendo favores a sus compañeros de infortunio.

Cuenta, que agobiado por la pobreza, la desesperanza y la falta de experiencia, en 1996 se introdujo en una bodega junto a otro joven y se robaron alrededor de 40 ruedas de cigarros. Por ese delito fue sancionado a 6 años de privación de libertad. En aquel entonces, trabajaba como ayudante de construcción y ganaba 118 pesos cubanos (menos de 5 dólares al mes), por buen comportamiento a los dos años y 7 meses fue puesto en libertad condicional.

Dice que desde que le dieron la libertad se puso a trabajar en un contingente de la construcción en La Habana, donde ganaba casi 400 pesos moneda nacional cada mes, porque estaba vinculado y que a pesar de que el dinero no le alcanzaba, no se metía en nada porque no quería problemas con las autoridades

La mala suerte tocó a la puerta de “El Taxi” por segunda ocasión ¡Y de qué manera!

Ahora está cumpliendo 22 años de cárcel en la Causa 450 del año 2000 de la radicación de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal provincial popular de Pinar del Río por un supuesto delito de robo con fuerza en las cosas.

Este nuevo crimen, el cual jura no haber cometido, fue robarse 70 libras de arroz en una bodega.

Cuando sus amigos le preguntan que si no piensa hacer alguna reclamación o pedir una revisión de causa, se le ve ponerse nervioso, sale corriendo y regresa con un documento, oficial, fechado en ciudad de La Habana el 14 de enero de 2003 y firmado por la Licenciada Odalys Fernández Fuentes, Fiscal Jefe de la Dirección de Protección de los Derechos Ciudadanos de la Fiscalía General de la República de Cuba, donde, entre otras cosas, en su tercer punto afirma: "La sanción impuesta en su caso no se puede catalogar de excesiva dada sus características personales, pues al momento contaba con 34 años de edad y se encontraba en libertad condicional por la Comisión de otro delito de robo con fuerza en las cosas, lo que determinaba en su caso no sólo la posibilidad de imponer un mínimo de 20 años de privación de libertad como hizo el juzgado sino también de duplicarla inclusive.

El Taxi lleva 6 años cumplidos de los 22 que el tribunal le impuso.

Como buen cubano que se ríe de su propia desgracia, asegura: “Tendré que hacer muchos cambios de neumáticos, efectuar varias reparaciones y llenar incontables veces el tanque de gasolina para poder transitar a todo lo largo de la sanción” y como profeta exclamó concluyendo: “Si no pasa algo en Cuba”.

Trabajo enviado a Luis Esteban Espinosa por el periodista independiente y preso de conciencia, condenado en la Primavera del 2003 a 25 años de prisión, Normando Hernández González.


Trasladan a reo a prisión de máxima severidad
Por Ahmed Rodríguez Albacia

12 de septiembre de 2006

La Habana – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia Normando Hernández González fue trasladado de la prisión Kilo 5 ½, en la provincia de Pinar del Río, para la prisión de máxima severidad de Kilo 7, en la provincia de Camagüey.

El traslado del reo, quien llevaba 3 años recluido en la prisión pinareña, se produjo en horas de la tarde de este día 7, según dijo Yaraí Reyes Marín, esposa de Hernández González, a la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH) que dirige el abogado invidente Juan Carlos González Leiva.

Normando Hernández González, de 36 años de edad, extingue una sanción de 25 años de privación de libertad por ejercer el periodismo independiente. Fue encarcelado en la conocida Primavera de Cuba.

Agencia de Prensa Jóvenes sin Censura


Lanzan escaleras abajo a reo de los 75
Por Luis Esteban Espinosa

3 de abril de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – En llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos desde la prisión Kilo 5 ½ en Pinar del Río, el prisionero de conciencia Normando Hernández González dijo haber sido lanzado escaleras abajo por autoridades carcelarias.

Su esposa, la señora Yaraí Reyes Marín, dijo que el hecho ocurrió en la mañana del martes 28 de marzo cuando el reeducador Reinier Almenteros Pulgarón le dio con una tabla por los pies y en reiteradas ocasiones le retorció los brazos, lanzándolo después escaleras abajo desde el segundo piso de la prisión, haciéndolo rodar sobre los escalones que le provocaron hematomas por todo el cuerpo y un fuerte golpe en un tobillo.

Con la ayuda de otros militares el reeducador arrastró a Hernández González por todo el pasillo central del recinto penitenciario al tiempo que el periodista independiente gritaba, ¡Abajo la tiranía de Fidel Castro!, ¡Vivan los derechos humanos! y otras consignas.

Posteriormente lo tiraron en una celda de castigo donde permaneció aproximadamente 7 horas. Varios oficiales de la seguridad del estado y de la dirección de la prisión se reunieron con Normando y justificaron el actuar criminal del reeducador Reinier Almenteros Pulgarón.

Yaraí Reyes Marín expresó gran preocupación por el crítico estado de salud en el que se encuentra Normando Hernández González, quien padece de un síndrome de mala absorción gastrointestinal que le provocó 34 diarreas en una semana, Además de duodenitis y gastritis crónica, alergia bronquial, tos constante, náuseas, mareos, dos vértebras de la columna comprimida y se recupera de un contagio de tuberculosis.

Normando Hernández González, quien acusa al gobierno cubano de estar asesinándolo lenta y premeditadamente extingue una condena de 25 años de privación de libertad en la prisión Kilo 5 ½ en Pinar del Río y lleva 3 años de encierro desde que fue encarcelado en marzo de 2003 por ejercer el periodismo independiente.

Luis Esteban Espinosa es periodista de la Agencia Jóvenes sin Censura


En celda de castigo Normando Hernández González
Por Luis Esteban Espinosa

30 de marzo de 2006

Ciego de Ávila – www.PayoLibre.com – El prisionero de conciencia del Grupo de los 75 y periodista independiente Normando Hernández González fue llevado a celda de castigo en la prisión Kilo 5 ½ en Pinar del Río este 28 de marzo.

En llamada telefónica a la Fundación Cubana de Derechos Humanos su esposa Yaraí Reyes Marín dijo que Hernández González fue obligado a pararse en firme ante un grupo de militares a la hora del recuento, lo que provocó que el prisionero de conciencia comenzara a entonar consignas antigubernamentales y acto seguido fuera trasladado a una celda de castigo de ese recinto penitenciario.

Añadió Reyes Marín que está muy preocupada por lo ocurrido porque tu esposo se encuentra muy delicado de salud y que padece además de una tos constante que no le permite conciliar el sueño como resultado de una alergia provocada por la humedad. Y que en estas celdas de castigo frías y húmedas se les despoja de todas sus pertenencias, por lo que Normando está obligado a dormir sobre una cama de cemento, provocando esto que se agrave aún más su estado de salud.

Concluyó la fuente que el sindicalista independiente y preso conciencia Nelson Molinet se solidarizó con Normando Hernández González, ambos recluidos en la prisión Kilo 5 ½ en Pinar del Río, y condenados a largas condenas de cárcel en la ola represiva de Cuba en marzo del 2003.


Carta abierta de prisionero de conciencia cubano

Por Normando Hernández González

Leído desde Pinar del Río y vía telefónica al Directorio Democrático Cubano por Yaraí Reyes, esposa de Normando Hernández.

Pinar del Río, 19 de septiembre del 2005.

Carta abierta: asesinato premeditado y sutil.

“Yo Normando Hernández González, prisionero de conciencia del denominado grupo de los 75, levanto mi voz para denunciar el asesinato premeditado y sutil del que estoy siendo víctima a manos de representantes del gobierno de Fidel Castro. Cuando el régimen cubano me secuestró en el mes de marzo del 2003, yo era una persona delicada de salud, pero no padecía de ninguna enfermedad; ahora corro peligro de muerte por el contubernio existente entre el sistema penitenciario y la Seguridad del Estado y los servicios médicos del Ministerio del Interior de la provincia del Pinar del Río, todos ellos representantes del gobierno cubano.

Les explico: en noviembre del 2004, después de que me realizaran una segunda gastroscopía, con biopsia y frotis, me diagnosticaron gastritis eritematosa en la parte baja del estómago, yeyunitis, atrofia subtotal de las vellosidades intestinales, giardias incrustadas en las paredes del intestino, infiltraciones intestinales, avitaminosis de ácido fólico y vitamina B-12 y síndrome de la mala absorción intestinal.

Por un brote de tuberculosis pulmonar en la prisión y haber estado en contacto con el bacilo, me ingresaron el 5 de enero de este año en el hospital Abel Santamaría para realizar una quimiprofilaxis contra la tuberculosis. Las dos pastillas que tomé de lunes a viernes durante seis meses agravaron mis enfermedades gastrointestinales, mi gastritis se convirtió en una gastroduodenitis crónica, mi yeyunitis también se hizo crónica, y comencé a presentar problemas en el colon, diagnosticado por la especialista en gastroenterología Miraida, como colon irritable.

Todos estos nuevos diagnósticos incluyendo los mencionados en el párrafo anterior, fueron diagnosticados cuando me realizaron una tercera gastroscopía con biopsia y frotis. Anteriormente, en drenaje biliar que me efectuaron en diciembre del pasado año en el Hospital Nacional de Reclusos ubicado en la cárcel Combinado del Este, en la ciudad de La Habana, me diagnosticaron giardias enquistadas en la vesícula.

Hasta ahora he realizado once tratamientos desparasitarios, me he inyectado durante nueve mese en días alternos con vitamina B-12, también he realizado otros tratamientos medicamentosos para controlar mi presión arterial y aliviar los dolores y malestares que producen mis enfermedades, y nada, mi salud se agrava cada día más.

Para los no entendidos en la materia debo explicarles que para el síndrome de mala absorción, debo tener una dieta higiénica, libre de desechos sólidos y fibras dietéticas. Esta dieta desde el viernes 29 de julio de este año, día en que me dieron de alta del hospital no se me oferta. Es bueno señalar que el no consumir fibras dietéticas produce enfermedades de colon, que van desde el colon irritable, enfermedad que poseo, hasta la colitis, y el cáncer de colon. Por otro lado, debo tomar agua hervida. De no hacerlo, los tratamientos desparasitarios no son efectivos, pues me reinfecto constantemente y la prueba de esto es que he realizado once tratamientos para matar al parásito y aún continúo infectado.

Pero lo más grave de mi problema no radica en lo antes mencionado pues según la especialista en neumología y jefa del programa de la tuberculosis en esta provincia y la gastroenteróloga Miraida, me informaron que tenía que evitar contraer cualquier enfermedad y fundamentalmente la tuberculosis, porque de lo contrario, me volvería un tuberculoso crónico y moriría de ello, pues mi organismo no soportaría un tratamiento para combatir la tuberculosis, ya que son 15 pastillas diarias sin contar las que controlan mi presión arterial y mis trastornos gástricos. Como todos conocemos, en las prisiones cubanas están creadas las condiciones para enfermar de tuberculosis, entre ellas podemos mencionar el insoportable hacinamiento, la falta de higiene y la pésima alimentación por tan solo enumerar tres.

En consulta médica con el Doctor Juan de Dios, especialista en medicina interna, y segundo jefe de los servicios médicos en la prisión Kilo 5 ½ donde estoy encarcelado, le explico todo lo que les he contado, temiendo de que no fuera de su conocimiento y me dice: ‘Mira Normando, tú tienes razón en todo lo que has dicho. Los jefes también tienen conocimiento de todo esto, pero me informaron que tienes que permanecer donde estás. ¿Que tú quieres que yo haga?’

Como se puede apreciar, mis reclamos han caído en sacos rotos y los oídos sordos, la indiferencia, y el sadismo de las autoridades competentes en Pinar del Río los convierten en sutiles asesinos. Por tanto, como veo amenazada mi vida en esta provincia, mientras permanezca en ella, renuncio a cualquier tipo de asistencia médica y a todo alimento que venga de sus manos. Como mi estado de salud es incompetente con el sistema penitenciario no pido, sino reclamo lo que por ley y derecho propio me pertenece: la libertad. Como conozco la indiferencia de este gobierno a tales protestas y exigencias, levanto mi voz para que conozcan en el mundo todo el trato cruel, inhumano y degradante con el que las autoridades cubanas tratan a un prisionero de conciencia. Levanto mi voz para responsabilizar al sistema penitenciario, a los servicios médicos del Ministerio del Interior, a la Seguridad del Estado, al gobierno cubano del posible desenlace letal en que puede terminar este defensor de la libertad de expresión, de pensamiento, de conciencia.

Levanto mi voz para denunciar lo que considero un asesinato premeditado y sutil.

Que Dios los bendiga a todos eternamente.

Prisionero de conciencia Normando Hernández González.

http://pscuba.org/articulos/presospoliticos17.htm

Trasladan a Normando Hernández del hospital a la prisión

CIEGO DE ÁVILA, Cuba - 5 de agosto (Abel Escobar / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González fue traslado del Hospital Provincial de Pinar del Río al Destacamento 9 de la prisión Kilo 5 ½ de esa misma provincia el pasado 28 de julio.

Yaraí Reyes Marín, esposa de Hernández, dijo por teléfono que el periodista, que se encuentra en un delicado estado de salud, fue sacado de la sede hospitalaria alrededor de las 8 de la noche sin que se hubiera completado el tratamiento médico para sus principales enfermedades crónicas, entre ellas el Síndrome de Mala Absorción Gastro-Intestinal.

Agregó Reyes que Normando había concluido en el hospital un tratamiento contra la tuberculosis que adquirió en la misma prisión Kilo 5 ½ cuando las autoridades penitenciarias lo encerraron de forma premeditada con un recluso que padecía la enfermedad. Todas sus enfermedades han sido adquiridas después de su encarcelamiento.

Concluyó la esposa del prisionero que ella supo del traslado por una llamada telefónica que efectuó la esposa de otro preso político, que le dijo que Normando continuaba en el mismo estado de salud.

Normando Hernández Gonzáles, de 35 años de edad, es uno de la causa de los 75 de la Primavera de Cuba de marzo de 2003, y está sancionado a 25 años de privación de libertad. Hernández reside en el municipio Vertientes, en la provincia de Camagüey y está recluido a más de 600 kilómetros de su hogar.

Normando no está con Daniela y Yaraí
Por: Dr. Florencio Cruz Cruz / LSP

4 de junio de 2005

Cienfuegos, Cuba – www.PayoLibre.com – Daniela Hernández, párvula de 3 años de edad, tiene que viajar en los brazos de su mamá, Yaraí Reyes, desde Camagüey hasta Pinar del Río, bajo las inclemencias del tiempo, la sed, el hambre y la degradante situación del transporte para poder ver y besar a su papá, Normando Hernández González.

Todo ello por estar su padre bajo la condición de preso de conciencia, desde la Primavera de Cuba del 2003, recluido en la cárcel de Kilo 5 ½, Pinar del Río, con una injusta condena de 25 años de prisión, luego de denunciar las tantas violaciones de derechos humanos cometidas en este país, como periodista independiese y Director del Colegio de de periodistas Independientes de Camagüey.

En estos momentos Normando Hernández se encuentra ingresado en el hospital Abel Santamaría de Pinar del Río, por su delicado estado de salud, ya que debe tener un tratamiento médico por seis meses por ser contacto de una tuberculosis adquirida dentro de la prisión, presentando secundariamente un síndrome de mala absorción, ya que tiene de base una gastroduodenoyeyunitis, que lo ha llevado a la pérdida del apetito, pérdida de peso, además no se le permite tomar sus baños de sol.

Por todo lo antes dicho le pedimos a Amnistía Internacional y a la opinión pública internacional que apoye la demanda de liberación inmediata de todos los presos de conciencia y para que Normando, junto a Yaraí, pueda abrazar, besar y educar a su hija Daniela.

Dr. Florencio Cruz Cruz, Subdirector de Línea Sur Press.

Delicado estado de salud de Preso de Conciencia
Abel Escobar Ramírez.
Diario Noticuba Internacional

Ciego de Ávila, 15 de mayo de 2005

Gastritis crónica, eritematosa, junto a otros padecimientos arroja una endoscopia practicada recientemente al prisionero de conciencia y periodista Independiente Normando Hernández González, Hospitalizado en la sala de penados del Hospital Provincial de pinar del Río.

En llamada telefónica efectuada el pasado jueves 5 de mayo a su esposa Yaraí Reyes Marín y quien es fuente de esta información le explico que el tratamiento que
tiene desde Septiembre del pasado año lo que ha hecho es empeorar su situación. Las pruebas realizadas han confirmado que su principal padecimiento son las Giardias, las que tiene enquistadas en la vesícula y otros lugares como los intestinos.

Esta padeciendo de frecuentes y fuertes dolores de estomago, lo que ha motivado que la neumóloga le suspendiera por espacio de una semana el tratamiento con Isionacidas que se le sigue como tratamiento quimi-profiláctico para la Tuberculosis, pensando que lo fuerte de estos medicamentos empeore su mal. La fuente también comenta que ya en este momento esta consumiendo el agua hervida, como una ayuda para combatir los parásitos.

Normando Hernández González esta sancionado a 25 años en la causa de los 75 y se encuentra recluido en Pinar del Río a mas de 600 kilómetros de su hogar en el municipio Vertientes en la provincia de Camagüey.

Continúa con problemas de salud Normando Hernández

LA HABANA, Cuba - 22 de abril (Reinaldo Cosano Alén, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia y periodista independiente Normando Hernández González continúa recluido en la sala de penados del hospital provincial "Abel Santamaría", en Pinar del Río, por presentar serios problemas de salud, según informa su esposa, Yaraí Reyes Marín, desde Vertientes, provincia Camagüey.

"Aunque Normando había aumentado de peso, de 55 y medio kilos a 64, de nuevo va para abajo", agregó Yaraí, "pues continúa presentando períodos de diarreas y estreñimiento. Además, padece de fuertes dolores en la zona cervical, y se le detectaron algunas vértebras comprimidas con la consecuente inflamación muscular en la espalda. Y aunque recibe tratamiento de fisioterapia y calor, no se observa mucha mejoría. Tampoco puede comer fibra vegetal, pues le provoca colitis (estreñimiento y diarreas), y continúa con atención para prevenir la tuberculosis, en lo que lleva ya seis meses, aunque según el médico no tiene esta enfermedad, pero convivió con otros reos que sí la padecen".

Expone la señora Reyes que la condición de prisionero de su esposo no permite la atención médica permanente requerida por su estado de salud, por lo que solicita a las autoridades la excarcelación, o al menos una licencia extrapenal para su esposo, sancionado a 25 años de prisión en la llamada "Causa de los 75".

Continúa Normando Hernández en hospital pinareño

LA HABANA, 22 de febrero (Reinaldo Cosano Alén, Lux Info Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González, de 34 años, continúa recluido en la sala de penados del hospital provincial de Pinar del Río “Abel Santamaría”, aquejado de dolores en la cavidad abdominal, calambres intestinales, cólicos estomacales y en ocasiones diarreas o estreñimiento de varios días. Normando sufre también una constante sensación de llenura en el estómago aunque no haya comido en largo rato.

La información fue transmitida por teléfono por el propio Normando a su esposa, Yaraí Reyes, que reside en Vertientes, provincia Camagüey.

“A Normando le hicieron la prueba de Mantoux (o tuberculina) y dio positivo, aunque no exactamente por estar enfermo de ese mal, sino por haber convivido en la prisión con enfermos de tuberculosis, según explicó el facultativo”, señaló Yaraí, quien agregó que las pruebas de esputo y placas de Rayos X de los pulmones fueron negativas, pero que lo peor es que sus otras dolencias, causadas según los médicos por giardias, no reciben la atención requerida, como beber agua bien hervida, a la que no tiene acceso ni el prisión ni en el hospital.

Añadió la esposa de Normando que aunque el trato del personal médico y de vigilantes es correcto, éste permanece en una sala enrejada, sin acceso al sol ni a la televisión, y donde le falta el periódico, aunque le permiten libros previa censura. “Si habla por la ventana a otros presos, lo que tiene que ser en voz alta siempre, los custodios lo regañan alegando que interrumpen la tranquilidad de los demás pacientes, por lo se siente más aislado”.

Juzgado por el Tribunal Provincial de Camagüey, Normando Hernández expira una sanción de 25 años de privación de libertad, impuesta el 4 de abril de 2003.


Presenta Normando Hernández síndrome de mala absorción

CAIBARIEN, 8 de febrero (Ibrahín Dionisio Rodríguez, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González comunicó vía telefónica a su esposa Yaraí Amparo Reyes desde el Hospital Provincial de Pinar del Río, donde se encuentra ingresado, que padece del síndrome de mala absorción.

Hernández dijo a su esposa que tenía malestares estomacales, debido a que no le suministran la dieta apropiada para sus padecimientos, que debería ser rica en proteínas y ausento de alimentos de fibra vegetal.

Reyes dijo a Cubanacán Press que su esposo padece de yiardasis, entre otros problemas, y para eliminar los quistes parasitarios debe tomar agua hervida, pero en el hospital no se la facilitan. También señaló la esposa de Normando que el periodista independiente no está contagiado de tuberculosis, ya que la prueba de Mantú, resultó hiperactiva escala 7, aunque sí tuvo contacto con el bacilo de Kosh, y fue tratado con tabletas de Isoniacida.

Normando Hernández González fue encarcelado el 24 de marzo del 2003 y fue sancionado a 25 años de cárcel por su labor al frente del Colegio de Periodistas Independientes de Camaguey.


RSF se muestra "muy preocupada" por la salud del periodista preso Normando Hernández, enfermo de tuberculosis

Europa Press / CanariCubanoticias
25 de Enero del 2005.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) se mostró "muy preocupado" por el estado de salud del periodista cubano Normando Hernández González, aquejado de tuberculosis y preso en la cárcel de Pinar del Río, donde deberá seguir durante seis meses un tratamiento que podría agravar sus dolencias estomacales.

Según informó a RSF el pasado 12 de enero Blanca González, madre de Normando Hernández González, la mujer de Normando, Yaraí Reyes Marín, visitó recientemente al preso en el hospital provincial de Pinar del Río y allí le notificaron que debe seguir un tratamiento para curar la tuberculosis.

Para Blanca, este tratamiento podría estar contraindicado para los problemas de estómago que también padece su hijo, quien días antes habló con ella por teléfono y le comunicó que se sentía débil por el tratamiento que le estaban administrando y que no podía levantarse.

Además, según pudo constatar Yaraí durante su última visita, Normando no está recibiendo un régimen alimenticio adecuado para su dolencia estomacal.

"Hacemos a las autoridades cubanas responsables del estado de salud del periodista. Les exhortamos a proporcionarle todos los cuidados necesarios para una rápida curación", declaró Reporteros sin Fronteras, reiterando también su petición de liberación para Normando.

En este sentido, la organización realizó de nuevo un llamamiento a la Unión Europea (UE) "para que mantenga la presión sobre las autoridades cubanas, a fin de conseguir la liberación del conjunto de periodistas encarcelados en la isla".

A pesar de la liberación de siete periodistas en 2004, y entre ellos la del célebre poeta y disidente Raúl Rivero, la situación de la libertad de prensa en Cuba sigue siendo catastrófica. "Con 22 periodistas que continúan detenidos, el país de Fidel Castro es la segunda cárcel del mundo para la profesión, después de China (26)", informó RSF.

El pasado 5 de enero Normando Hernández González, director de la agencia independiente Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, fue trasladado al hospital provincial de Pinar del Río para recibir allí un tratamiento preventivo contra la tuberculosis. Su esposa fue informada del traslado por la mujer de otro preso político y, cuando contactó con el hospital, no le dejaron hablar con él.

El periodista padece también una úlcera, dolores abdominales agudos y tiene dificultad para ingerir alimentos y medicinas, lo que dificulta su tratamiento.

Normando Hernández González estuvo en una celda de aislamiento de mayo a septiembre de 2004 por exigir que se reconociera su estatuto de preso político. Desde el pasado 10 de septiembre estaba internado junto con presos comunes, algunos de los cuales estarían afectados de tuberculosis.

En Cuba, los periodistas encarcelados no siempre reciben los cuidados que requiere su estado de salud. En noviembre pasado, Pablo Pacheco Avila, de la agencia independiente CAPI, contó que las autoridades se negaban a entregarle las medicinas facilitadas por su familia, para tratar su hipertensión arterial y sus problemas cardíacos.

Normando Hernández González fue detenido el 24 de marzo de 2003 junto con otros 74 disidentes, entre ellos 26 periodistas, y posteriormente condenado por sus artículos a 25 años de cárcel, el 4 de abril de 2003. De los 75 disidentes y periodistas detenidos 14 fueron excarcelados con licencias extrapenales por motivos de salud.

Normando
Juan González Febles

LA HABANA, enero (www.cubanet.org) - La radio dio la noticia en forma escueta por la mañana. Se trataba de Radio Martí. Normando Hernández González, el periodista independiente de Camagüey contrajo tuberculosis. La información precisó que se le hizo la prueba para determinarlo y dio resultado positivo. Ahora se encuentra recluido en el hospital de la prisión provincial de Pinar del Río.

Aunque faltan detalles, en Cuba no son necesarios. Normando Hernández es un preso político condenado a 25 años de cárcel en la Primavera Negra de marzo de 2003. Se conoce muy bien el trato que depara la dictadura militar de Fidel Castro a los que la desafían.

A Normando lo conocí en La Habana en el año 2003. No parecía mayor de treinta años. Joven, optimista, alegre y lleno de salud, entusiasmo e ideas. En aquella ocasión recuerdo haberle dicho al también periodista y miembro hoy del grupo de los 75 Adolfo Fernández Sainz -quien también guarda prisión- que Normando era alguien que prometía mucho. Le comenté que me hubiera gustado ser periodista independiente a mis treinta años.

Adolfo me respondió con aquella profundidad tan de su estilo, que la realidad de 1980 no era igual a la que vivimos en 2003.

Volviendo con Normando, él es hoy un prisionero de conciencia, miembro del grupo de los 75. Un héroe de la libertad reconocido por la Cuba que lucha y por el mundo. Alguien torturado sistemáticamente por personas viles que cumplen órdenes criminales.

Las condiciones infrahumanas y el odio vengativo de la dictadura hirieron a Normando con tuberculosis. Una obra sucia y cruel de malvados, típica del castrismo. Un sistema que destruye lo que no puede corromper.

Desde el propio marzo de 2003 Normando enfrenta a sus carceleros. Las protestas que inició con su arresto, y hasta las circunstancias mismas en que fue arrestado, hablan por sí mismas de quién es. La mala alimentación, los malos tratos, las golpizas y las huelgas de hambre que protagonizó en defensa de sus derechos y su dignidad de hombre han hecho el resto.

Pero no siempre fue así. Junto al ilustre grupo de individuos que prosperó y trascendió en el arte, la cultura y la ciencia gracias a la llamada revolución castrista, existe otro grupo. Una masa irrespetada, anónima y silenciada. A ese grupo perteneció Normando.

En algún momento de este año 2005 se cumplirán diez años de la aparición de las primeras agencias de la prensa independiente de Cuba. Aunque no se trata de la fundación de un estilo de lucha, o de un movimiento, se trata de un servicio sistemático. Un servicio público lleno de riesgos y azares. Este hecho la convierte en el único grupo profesional de la emergente sociedad civil cubana que cumple su deber diariamente y realiza su función ostensible a lo largo de toda la Isla.

Quizás su éxito más trascendente esté en los periodistas que ha formado, y los que entrena en el quehacer diario. O en la vocación de servicio público que fomenta. O en que despertó para Cuba a mujeres y hombres valientes y tenaces como Normando. Gente linda y necesaria que puede ser torturada y destruida, pero jamás vencida.

Durante la historia republicana y hasta 1959, ningún prisionero político contrajo tuberculosis en un penal en Cuba. Esas crueldades y excesos correspondieron al período colonial. Ningún establecimiento penal de la república tenía como propósito institucional destruir al prisionero.

Aquella república contaba con militares de honor como Jesús Yanez Pelletier y el teniente Pedro Sarría. Ellos salvaron, entre otras, la vida del gobernante Fidel Castro. Hoy sólo quedan militares preparados como oficiales y degradados como humanos en las escuelas de la KGB. Personas capaces de cumplir órdenes criminales con singular eficacia. O pobres tipos, tan lejos de Normando y su dignidad, y tan cerca del poder y su vileza.

Responsabiliza RSF al gobierno de castro por el estado de salud de periodista encarcelado
Martinoticias.com / CanariCubanoticias

12 de enero del 2005.

La organización Reporteros sin Fronteras hizo responsable al Gobierno de Cuba del estado de salud del periodista disidente encarcelado Normando Hernández González, quien fue trasladado a un hospital para recibir un tratamiento preventivo contra la tuberculosis.

Hernández González, director del Colegio Independiente de Periodistas de Camagüey, padece también de una úlcera, dolores abdominales agudos y tiene dificultad para ingerir alimentos y medicinas.

Estuvo en una celda de aislamiento desde el mes de mayo del 2004, y desde el pasado 10 de septiembre lo internaron con presos comunes, donde pudo haber adquirido la tuberculosis. Reporteros sin Fronteras reiteró su petición de que liberen al periodista, y le pidió a la Unión Europea que mantenga la presión sobre los funcionarios cubanos, para conseguir la liberación del conjunto de periodistas encarcelados en la isla.

Según la organización, a pesar de la liberación de siete periodistas en el 2004, entre ellos el célebre poeta y disidente Raúl Rivero, la situación de la prensa en Cuba sigue siendo catastrófica. Todavía quedan presos 22 periodistas, y el país de Fidel Castro es la segunda cárcel del mundo para esa profesión, después de China con 26.

Se muere el joven Normando Hernández en las mazmorras de Castro
Por Idolidia Darias

8 de enero de 2005

www.PayoLibre.com – Aunque es duro decirlo, pues la familia se angustia más, que Normando Hernández González puede morir, no queda otra alternativa en este momento en que es noticia de algunos diarios digitales la grave situación de salud que está enfrentando este joven y valiente patriota cubano a quien Castro ordenó tapiar y silenciar en la primavera del 2003 durante la ola represiva que llevó a la cárcel en solo tres días a 75 opositores cuyo único “delito” consistía en pensar diferente al régimen totalitario y comunista.

Hay que denunciar constantemente cada felonía que se comete en la isla pues Castro siempre está vendiendo al mundo la imagen de su isla inmaculada donde los jóvenes “viven felices y donde la revolución les labra un destino de ensueños y larguezas”, y muchos le creen y hasta le remedan las formas de gobernar o se hacen los discretos con las barbaridades del tirano.

La gran realidad es que en Cuba los jóvenes viven carentes de todo (alimentos, educación adecuada, ropas, esperanza de vida y salud, y para colmo apenas se les puede ocurrir soñar pues él en su megalomanía suprema les ha quitado hasta el derecho a soñar) y los ha inducido a que los que quieren alcanzar ese falso status donde todo les falta pero no viven tras las rejas, deben corear los lemas farsescos que inventa el castrocomunismo, y marchar por cuanta tribuna se le antoja al régimen, y reunirse y bailar con el grupo musical que les permita el Buró de Jóvenes comunistas.

Aquellos que no se adaptan a ese Son diabólico tienen varias opciones nada agradables que van desde la represión, hasta la peor que es la limitación de los espacios físicos de libertad debido al encierro, la tortura síquica y la inducción a la muerte por el deterioro del cuerpo y la carencia de alimentos, vitaminas, luz del sol. Y de eso pruebas sobran… la más cercana es el estado actual de Normando Hernández, de Léster González, de Regis Iglesias… y de otros tantos hombres que cuentan con menos de 36 años y que por orden suprema fueron juzgados y tapiados por pensar diferente al tirano, por participar en la vida activa hacia la democracia en Cuba y por hacer periodismo sincero donde la verdad es la ley suprema.

Ahora, juega el tirano con la vida de Normando Hernández González y es deber moral hacer lo que esté a nuestro alcance para llamar la atención sobre la urgencia de salvarlo de la grave enfermedad que lo acecha y del peligro que poco a poco se esta extendiendo sobre los demás hermanos de esa causa con los que Castro se ha ensañado porque no concibe que ya su hora de rey supremo pasó y porque teme que los demás jóvenes sigan el ejemplo de aquellos que sin miedo se le enfrentan con la verdad y jamás han dicho estar arrepentidos de dar la juventud y la vida porque en Cuba puedan existir espacios de libertad y porque los que en ella viven disfruten de un futuro mejor cuando termine la negra noche de la tiranía.


Ingresado Normando Hernández para tratamiento antituberculoso

SANTA CLARA, 7 de enero (Guillermo Fariñas, Cubanacán Press / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González fue ingresado de urgencia para un tratamiento antituberculoso en la sala de penados del hospital provincial de Pinar del Río, el pasado 5 de enero.

Según el prominente opositor invidente Juan Carlos González Leiva, las autoridades carcelarias de la prisión pinareña Kilo 5 y medio expresaron a la esposa de Normando, Yaraí Reyes Marín, que le harían al prisionero la prueba de Mantoux, la que resultó positiva.

Hernández González padece de un síndrome de mala absorción intestinal, y úlcera gástrica, sumamente dolorosa. El también director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey fue sancionado a 25 años de cárcel durante la Primavera Negra de 2003.

En el transcurso de su encierro, Normando ha protagonizado varias acciones cívicas en protesta por las arbitrariedades penitenciarias.

Ingresan a Normando Hernández en Hospital de Pinar del Río

7 de Enero de 2005
www.adcuba.org

La Fundación Cubana expresa profunda preocupación por la salud del prisionero de conciencia Normando Hernández González, quien fue ingresado este miércoles 5 de enero, en el Hospital Provincial de Pinar del Río, “Abel Santamaría”.

Las autoridades militares informaron a su esposa Yaraí Reyes Marín, que Hernández González será sometido a un tratamiento profiláctico contra la tuberculosis.

Recientemente al director del Colegio de Periodistas Independientes de Camaguey se le practicó una prueba conocida como Mamtux, dando un resultado de 7, lo que equivale a alterado.

Normando Hernández extingue una sanción de 25 años de privación de libertad en la prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río y entre otros graves padecimientos tiene gastritis crónica y mala absorción intestinal.

La información fue dada a Acción Democrática Cubana por Adolfo Lázaro Bosq. Vocero de la Fundación Cubana de Derechos Humanos.


SOS por Normando Hernández de la Fundación Cubana de Derechos Humanos

Ciego de Ávila, 24 de Noviembre de 2004
www.adcuba.org

La Fundación Cubana de Derechos Humanos denuncia la crítica situación de salud en que se encuentra el Prisionero Político y de Conciencia y Director del Colegio de Periodistas Independientes de Camaguey, Normando Hernández González.

Según su esposa Yaraí Reyes Marín, a Hernández González una junta de médicos del ministerio del interior le diagnosticó un síndrome de mala absorción intestinal con un cuadro diarreico crónico permanente. Presenta, además, filtraciones en el yeyuno y un estado general de desnutrición con nauseas y fatigas, mostrándose, además, alterado psíquicamente.

Los militares dijeron que su condición de preso contribuye a la enfermedad, que es muy seria y añadieron que ellos cuentan con los recursos materiales y medicinas para brindarle una atención adecuada.

Normando Hernández González se encuentra recluido en la prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río, sancionado en la causa de los 75 a 25 años de privación de libertad por ejercer el periodismo libre y a pasado ocho meses en celdas de castigo durmiendo en el piso y privado de todas sus pertenencias.

Informó a Acción Democrática Cubana Juan Carlos González Leiva, Presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos

Preocupa la salud del periodista encarcelado Normando Hernández

LA HABANA, 22 de noviembre (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, Juan Carlos González Leiva, dio a conocer un comunicado en el que se expresa la preocupación de dicha organización por la salud del periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey.

Hernández González se encuentra recluido en la prisión Kilo 5 ½, en Pinar del Río, extinguiendo una sanción de 25 años de privación de libertad.

El comunicado señala que según la esposa de Hernández, Yaraí Reyes Marín, ésta "fue llevada ante una junta de médicos de hospitales del Ministerio del Interior, quienes informaron a Reyes que su esposo presenta un cuadro diarreico crónico, como resultado de una mala absorción gastrointestinal de alimentos. Está extremadamente delgado como resultado de la misma enfermedad".

Señala también el comunicado que Hernández ha estado en celda de aislamiento por algo más de ocho meses tras su arresto en marzo de 2003

"La Fundación Cubana de Derechos Humanos solicita a la opinión pública nacional y extranjera que exija al gobierno cubano la excarcelación inmediata de Normando Hernández", concluye el comunicado, que firma González Leiva.

Recibe Visita Familiar Normando Hernández

Jesús Álvarez Castillo/CubaPress, 12/10/2004 – Ciego de Ávila (www.nuevaprensa.com) 11 de octubre- Normando Hernández González, prisionero político y de conciencia, victima de la ola represiva de marzo del 2003, quien extingue una condena a 25 años de prisión en la cárcel Kilo 5 y medio de Pinar del Río, recibió la visita conyugal en el pasado mes de septiembre

Su esposa, Yaraí Reyes Marín, declaró que el prisionero político se encuentra más animado, un poco más repuesto, después de su huelga de hambre y posterior castigo, pero se siente enfermo. Explicó que Normando padece de un dolor muy fuerte en la cavidad abdominal, ha solicitado asistencia médica especializada con bastante frecuencia y no se la han dado. Narró acerca de un sangramiento digestivo ocurrido hace poco tiempo, y que mandaron a que lo viera un especialista, pues el día que este lo iba a ver, Fidel Castro se encontraba de visita en esa provincia de Pinar del Río y todo estaba paralizado. A estas alturas continua sin haber sido examinado por un especialista, añadió.

Un problema agudizado en Normando es el de la presión arterial, que lo mismo le sube, que le baja, sin ningún síntoma, lo cual es peligroso; se le inflaman los pies y esta bastante preocupado con esto, señalo la esposa del preso de conciencia.

Yaraí Reyes Marín relató que Hernández González se encuentra actualmente en un destacamento junto a más de un centenar de presos comunes. Que si bien, anímicamente, esta mejor, tiene problemas crónicos del yeyuno y debe tomar de por vida determinados medicamentos, así como inyectarse vitamina B 12. Manifestó que le llevó jeringuillas desechables para poder inyectarse y estas son las horas en que no le han sido entregadas, por lo que no se las ha podido poner. Y culpó del suceso al Dr. Pozo de ese centro penitenciario del occidente del país.

Trasladan a Normando Hernández al hospital

LA HABANA, 23 de septiembre (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González, de 33 años, recluido en la prisión Kilo 5 ½ en la provincia Pinar del Río, fue llevado al hospital debido a un sangramiento anal que requiere atención facultativa, según pudo conocer su esposa Yaraí Reyes Marín mediante una llamada telefónica a la prisión.

Yaraí comunicó a Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, a la que pertenece Normando Hernández, y fuente de esta información, que Normando padece de inflamación del yeyuno, de dolores estomacales, gastritis y úlcera en el estómago.

Algunas de esas dolencias las padecía antes de ingresar a la prisión, y se han agravado debido a los largos períodos de encierro en celdas aisladas de castigo y huelgas de hambre en reclamo del cumplimiento de las normas carcelarias, lo que le ha producido un deterioro general de su salud.

Hace pocos días Normando Hernández, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, fue trasladado a un destacamento de presos comunes.

Normando Hernández González, con domicilio en calle Buena Esperanza #28, reparto Piñerúa, municipio Vertientes, provincia Camagüey, fue condenado a 25 años de prisión en juicio sumario por el Tribunal Popular Provincial de Camagüey, el 4 de abril de 2003.

Periodista encarcelado condiciona su traslado a destacamento de reos comunes

LA HABANA, 15 de septiembre (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia y director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, Normando Hernández González, aceptó ser trasladado para un destacamento donde convivirá con reclusos comunes, pero no estará obligado a efectuar el saludo militar obligatorio, ni a usar ropa de preso. Tampoco ponerse de pie delante de la autoridad, y no participará de la limpieza general de cubículos del destacamento, ni estará obligado a corear las habituales consignas políticas favorables al régimen.

La información fue dada a conocer por Juan Carlos González Leiva, presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, quien conversó con Yaraí Reyes Marín, esposa del prisionero.

Normando Hernández estuvo confinado en una celda de castigo de la prisión Kilo 5 ½ en la provincia Pinar del Río, donde lo mantuvieron recluido desde el pasado 17 de mayo, cuando inició una huelga de hambre en protesta por haber sido llevado a la fuerza a un destacamento de reos comunes, y también contra las pésimas condiciones carcelarias.

La esposa de Normando responsabiliza a los oficiales de la prisión con cualquier agresión de que pueda ser víctima su esposo por parte de reclusos comunes.

Yaraí Reyes expone también que las medicinas que entregó a las autoridades de la prisión para su esposo no se las entregaron, incluidas las vitaminas, a pesar de que está muy anémico y padecer de dolencias abdominales por filtraciones del yeyuno, y estar extraordinariamente delgado a consecuencia de la extensa huelga de hambre que sostuvo.

Dijo que debido al absoluto encierro que padeció Normando en la celda de castigo, al tener de nuevo roce social con la población penal se sintió muy atolondrado.

Normando Hernández González, de 33 años, con residencia en Vertientes, provincia Camagüey, fue condenado el 4 de abril de 2003 a 25 años de privación de libertad por el Tribunal Provincial Popular de Camagüey.

Cancelan visita de su esposa al prisionero político cubano Normando Hernández González

Miami, Florida, 13 de agosto de 2004 (www.marporcuba.org). - De acuerdo a la más reciente información suministrada por Gladys Núñez desde Cuba a M.A.R. POR CUBA, Yarai Reyes, esposa del prisionero político cubano Normando Hernández González, recibió una llamada telefónica el pasado 10 de agosto por parte de Isaac Rodríguez Mendoza, oficial de seguridad del Estado de Vertientes. Durante la llamada, éste le comunicó que la visita que estaba planeada para el día de hoy, había sido cancelada.

El agente de seguridad del Estado le informó a Yarai que Normando continuaba en celda de castigo debido a que no quería ir al destacamento, agregando que la llamaría después del día 14 de este mes para informarle cuando podía esperar poder visitar a Normando.

La esposa del prisionero político cubano canceló el viaje programado para trasladarse a la prisión de Kilo 5 ½ y se mantiene en espera de la notificación sobre cuando podrá visitar a su esposo.

Han pasado ya 91 días desde la última vez que Yarai pudo ver a su esposo, y se teme por la integridad emocional y física del periodista independiente, condenado arbitrariamente a 25 años de prisión durante la ola represiva de "marzo negro del 2004".

Para mayor información:

M.A.R. POR CUBA (305)-285-6808 / (305)-361-6800

Blanca González (305) 947 5791


FCDH denuncia hostigamiento contra Normando Hernández González
Por Juan Carlos González Leiva / Martínoticias

3 de agosto de 2004/ Ciego de Ávila - www.PayoLibre.com - La Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH) está denunciando ante la opinión pública nacional e internacional la crítica situación en que se encuentra el prisionero de conciencia y uno de los 75 encarcelados en la primavera de Cuba Normando Hernández González.

Normando Hernández González, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey está encarcelado en la prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río, sancionado a 25 años de privación de libertad.

En estos momentos Hernández González está sufriendo la cuarta sesión de castigo encerrado en una pequeña celda sin sus pertenencias, exclusivamente con el short y la camiseta que lleva puesto.

Hernández González no se puede comunicar con la familia desde principios del mes de mayo y además tuvo que protestar y declararse en huelga de hambre debido a que las autoridades del penal estaban azuzando a los reclusos comunes para que lo agredieran.

Hernández González, además, padece de trastornos digestivos y de gastritis crónicas parasitarias en el duodeno.

Estamos solicitando a la opinión pública nacional e internacional el más estrecho seguimiento a este caso producto a que en la familia están grandemente preocupados al igual que los miembros de la FCDH, debido a los trastornos sicológicos y físicos que ocasionan el largo encierro en las prisiones de castigo a que ha sido sometido este prisionero de conciencia, solamente por pensar y defender la libertad de expresión.

Transcrito de www.Martinoticias.com del día 2 de agosto del 2004

¡DESAPARECIDO NORMANDO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ!
PRISIONERO POLÍTICO CUBANO

2 de agosto del 2004, Miami, Florida - El periodista independiente y prisionero político cubano - Normando Hernández González - cumple hoy 90 días desde que fue confinado a una celda de castigo por declararse un preso "plantado", tras ser golpeado y arrastrado brutalmente por agentes de la seguridad del estado. Desde el 12 de mayo pasado, Normando no ha sido visto por ningún familiar.

Esta situación alarmante fue denunciada en el día de hoy a través de una conversación telefónica realizada con la esposa de Normando, Yaraí Reyes, quién agregó lo siguiente:

- Que agentes carcelarios del régimen castrista instaron a los presos comunes a darle golpes a Normando; y,
- Que la última información que tuvieron de Normando fue en el mes de mayo por medio de esposas de prisioneros políticos cubanos que habían visitado a sus esposos en la prisión. Ellas le informaron a Yarai que habían visto a Normando en una cama desplomado y con los ojos vidriosos.

Junto a Normando se han "plantado" José Daniel Ferrer García, Diosdado González Marrero y Leonel Grave de Peralta, todos prisioneros políticos en la prisión de Kilo 5 ½ de la Provincia de Pinar del Río. Todos ellos - al igual que Normando - permanecen en celdas de castigo, incomunicados, sin la debida atención médica.

Hacemos un llamado urgente a la comunidad internacional, a los gobiernos democráticos, a las instituciones defensoras de los derechos humanos, a los medios de prensa y a las organizaciones para reclamar la comunicación inmediata de Normando Hernández González, José Daniel Ferrer García, Diosdado González Marrero y Leonel Grave de Peralta con sus familiares.

Responsabilizamos al régimen del dictador Fidel Castro por sus vidas, y alzamos nuestras voces por la libertad inmediata e incondicional de todos los prisioneros políticos cubanos.

Para mayor información: / www.marporcuba.org (305)-285-6808

Blanca González (madre de Normando) (305)-947-5791

21 días más en celda de castigo presos políticos

Miami, FL., 9 de julio de 2005 (www.marporcuba.org) - A través de una conversación telefónica en el día de ayer confirmamos que el prisionero político y de conciencia Normando Hernández González continúa plantado y en celda de castigo, cumpliéndose hoy 54 días en las terribles celdas celulares de la muerte o huecos del terror. Su esposa Yaraí Reyes Marín se comunicó por teléfono con el jefe de orden interior de la prisión, el cual no quiso dar su nombre, y le confirmó a Yaraí que Normando Hernández González al igual que Diosdado González Marrero, Leonel Grave de Peralta y José Daniel Ferrer García, continuarán 21 días más en celda de castigo en la prisión Kilo 5½ en la provincia de Pinar del Rio por no aceptar ir a los destacamentos con los reclusos comunes donde sus vidas corren serios peligros. Las condiciones infrahumanas en que se encuentran en esas celdas no le permiten los alimento ni medicinas que familiares han tratado de enviarles ni tampoco pueden ser visitados por sus familiares y nadie sabe cual es realmente el estado de salud de ellos ya que no han sido visitados por ningún familiar o no les ha sido permitido las llamadas telefónicas desde que comenzaron el día 7 de mayo una huelga de hambre y fueron golpeados brutalmente y aislados en celdas solitarias.

Por este medio responsabilizamos al régimen castrista por la salud e integridad física y emocional de estos cuatro prisioneros políticos y de conciencia, pedimos a la comunidad internacional que denuncie esta situación y reclamen al régimen castrista la libertad incondicional de estos cuatro patriotas.

Para información:
Yaraí Reyes Marín
011 53 32 37564

Blanca Rosa González
305 947 5791

M.A.R. POR CUBA
Madres y Mujeres Anti-Represión por Cuba
Official Site / Sitio Oficial: www.marporcuba.org
E-Mail / Correo: MarporCuba@aol.com

Carta-denuncia de esposa de periodista preso
16/06/2004
Por Jesús Álvarez Castillo

CubaPress/ Ciego de Ávila (www.nuevaprensa.com) 16 de junio- Yaraí Reyes Marín, esposa del periodista independiente y preso político y de conciencia, Normando Hernández González, condenado a 25 años de cárcel y recluido en la penitenciaría de Kilo 5 y medio de Pinar del Río, escribió una Carta-denuncia al director nacional de cárceles y prisiones del Ministerio del Interior. / "Camagüey, 8 de junio del 2004/ A: Director Nacional de Cárceles y Prisiones/ La presente es para poner en conocimiento la situación de mi esposo Normando Hernández González, sancionado a 25 años de privación de libertad y es uno de los 75 condenados en abril del 2003. Él se encuentra en la prisión provincial de Pinar del Río, conocida como Kilo 5 y medio. / Desde el día 7 de mayo fue llevado desde la celda de aislamiento, al destacamento por la fuerza. Mi esposo fue castigado por más de cien días por no querer convivir con presos comunes. / Aún así, las autoridades lo cargaron y lo llevaron para un destacamento. Ese mismo día, a la hora del recuento, él salió al patio y se sujetó de una reja, en señal de protesta. / Utilizaron nuevamente la fuerza para hacerlo entrar al destacamento con golpes y patadas por parte de los oficiales Gordillo, Nivaldo y el segundo jefe de la prisión llamado Castillo. / Normando se encuentra desde el viernes 7 de mayo en huelga de hambre exigiendo su privacidad y seguridad. / Ese tratamiento contra mi esposo contradice las palabras del canciller Felipe Pérez Roque, con respecto al trato que se les brinda a los 75 prisioneros de conciencia por lo que responsabilizo a las autoridades del penal y a ustedes por la vida de mi esposo.

Sin más y en espera de una solución,

Yaraí Reyes Marín
Esposa de Normando Hernández González
Calle Buena Esperanza 18, entre H y Luz, reparto Piñerúa, Vertientes, Camagüey
Teléfono 37564."

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde La Habana Estrella García / HavanaPress

No permiten a esposas de prisioneros de conciencia confirmar situación de sus esposos

LA HABANA, 9 de junio (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - Yaraí Reyes Marín, residente en Vertientes, provincia de Camagüey, y esposa del prisionero de conciencia Normando Hernández González, de 33 años, se trasladó a la prisión Kilo 5 ½, en Pinar del Río, donde se encuentra recluido Normando, para conocer por sí misma la situación del prisionero de conciencia. En llamadas telefónicas realizadas por Yaraí al penal le comunicaron que Normando se encuentra en buen estado de salud y que había abandonado su huelga de hambre. Pero una persona amiga, desde la prisión, le había comunicado lo contrario.

"Alrededor de las 8 y 30 de la mañana del 7 de junio tuve una entrevista con los oficiales Jesús, jefe de prisión, Beune, oficial del Departamento de Seguridad del Estado, Vladimir, jefe de reeducación y dos más. Les dije que estaba muy preocupada por la situación de Normando, pues aunque ellos me aseguraban que se encontraba bien y que había dejado la huelga de hambre, una persona de mi confianza me llamó desde Pinar del Río diciéndome todo lo contrario. Así que decidí confirmar por mí misma cuál es la verdad y quitarme esa incertidumbre. Les pedí que me permitieran verlo siquiera un instante. Jesús me dijo que yo no podía verlo porque ellos, los oficiales, no podían violar el reglamento de visitas. Que creyera en ellos, que pronto sería sacado de la celda de castigo", dijo Reyes.

También expresa Yaraí Reyes que su visita coincidió con la de Alejandrina García de la Riva, esposa del prisionero de conciencia Diosdado González Marrero, de 41 años, recluido en la misma prisión, y con una hermana del reo de conciencia José Daniel Ferrer García, de 33 años, todos de la causa de los 75, y que estuvieron o están en huelga solidaria con Hernández González.

Las mujeres se trasladaron a la provincia más occidental del país para conocer de primera mano el estado de sus familiares, lo que no fue posible verificar porque no pudieron verlos.

Posteriormente, las esposas de González Marrero y de Normando Hernández se personaron en la Dirección Nacional de Cárceles y Prisiones, en calle 15 y K, Vedado, La Habana, donde entregaron una carta en la que exponen la situación actual de sus cónyuges, así como también la de los prisioneros de conciencia Leonel Grave de Peralta y José Daniel Ferrer García en la referida prisión.

La señora Reyes declaró a este reportero: "Como no se nos dio respuesta satisfactoria respecto a la situación de nuestros familiares, optamos por redactar y entregar en la Dirección de Cárceles y Prisiones una carta. Allí nos atendió la oficial Julia. La conversación comenzó bien, pero después nos ofendió al referirse a nuestros familiares llamándolos mercenarios contrarrevolucionarios, asalariados del gobierno de Estados Unidos, lo que ripostamos con energía. Se comunicó con la delegación de Pinar del Río para conocer qué pasaba, y la funcionaria María Elena aseguró que habían dejado la huelga, pero como estuvimos en esa prisión y no nos dejaron verlos, seguimos con la incertidumbre. Jesús, el jefe del penal, ha asegurado que saldrán de la celda de castigo el 15 de este mes, que habían abandonado la huelga, que esperáramos noticias. Julia se negó a firmar el recibo de la carta".

A continuación, el texto íntegro de la carta.

"A: Director
Dirección de Cárceles y Prisiones Nacional

"La presente es para informarle sobre la crítica situación que presentan nuestros familiares, los presos de conciencia Normando Hernández González, Diosdado González Marrero, Leonel Grave de Peralta y José Daniel Ferrer García, quienes se encuentran cumpliendo sanción desde el mes de marzo de 2003 en la prisión provincial Km 5 ½ de Pinar del Río. Están sometidos a permanecer en celdas de castigo tapiadas, donde se les quitan sus pertenencias, no tienen agua potable, no hay ventilación, teniendo ellos que soportar elevadas temperaturas.

"Las autoridades penitenciarias le han impuesto castigarlos por el simple hecho de negarse a convivir en destacamentos con reos comunes. Expresando ellos su inconformidad a través de la huelga de hambre y en protesta por el maltrato y los golpes que le propinaron los militares del penal al periodista independiente Normando Hernández.

"El día 7 de junio nos presentamos los familiares para preocuparnos por sus estados de salud, fuimos atendidas por las autoridades del penal y la Seguridad del Estado, no quedando satisfechas con la atención y las respuestas recibidas, ni siquiera nos dieron la posibilidad de un pequeño contacto con nuestros familiares, sólo recibimos amenazas de ser detenidas si continuábamos allí.

"Por lo que acudimos a usted como máxima autoridad de las cárceles cubanas para que sea inmediatamente resuelta esta situación que desde el día 7 de mayo viene ocurriendo arbitrariamente.

"Sin más, y en espera de su atención:

"Alejandrina García de la Riva, esposa de Diosdado González "Yaraí Reyes Marín, esposa de Normando Hernández"

Normando Hernández González cumple hoy 25 días de ayuno

LA HABANA/CUBA/www.marporcuba.org, 1ro de junio del 2004. - A través de una conversación telefónica en el día de hoy confirmamos que el prisionero político y de conciencia Normando Hernández González continua plantado y en huelga de hambre, cumpliéndose hoy 25 días sin ingerir ningún alimento. Su esposa Yaraí Reyes se comunicó por teléfono hoy con la prisión y el guardia le dijo, de muy mala forma, que no lo siguiera molestando que Normando no podía llamarla por que continuaba en celda de castigo.

También nos informaron que los prisioneros José Daniel Ferrer García, Diosdado González y Leonel Grave de Peralta, que se le han unido a Normando en huelga cumplen hoy 14 días sin ingerir alimento y se encuentran en celda de castigo.

Por este medio hacemos responsables a Fidel Castro y a todos los que, de una forma u otra, atenten contra la integridad física y emocional de Normando Hernández González y exigimos que se le permita al prisionero de conciencia la comunicación con su familia y la atención medica necesaria.

Para más información Yarai Reyes 011 53 32 37564

M.A.R. POR CUBA
Madres y Mujeres Anti-Represion por Cuba
Official Site / Sitio Oficial: www.marporcuba.org
E-Mail / Correo: MarporCuba@aol.com

27.05.2004 - Periodista encarcelado habría finalizado huelga de hambre

En una nueva conversación con Reporteros sin Fronteras, el 26 de mayo por la noche, Yaraí Reyes Marín manifestó que había hablado por teléfono con el director de la cárcel de Pinar del Río, llamado "Jesús", quien le confirmó las declaraciones que la víspera le hizo un agente de la cárcel, según las cuales Normando Hernández González habría vuelto a alimentarse.

La esposa del periodista ignora si ha conseguido sus reivindicaciones. Sin embargo, continuará en el calabozo durante 21 días, a partir de la fecha del final de su huelga de hambre, y mientras tanto no tendrá autorización para telefonear. Yaraí Reyes Marín declaró que confía en lo que le ha dicho el director de la cárcel. Y piensa que su marido ha debido aceptar poner término a la huelga de hambre después de llegar a un acuerdo satisfactorio.

--------------------------------------------------------------------------------

27.05.2004 - Le journaliste emprisonné Normando Hernández González aurait cessé sa grève de la fair

Le 26 mai, dans la soirée, lors d'une nouvelle conversation avec Reporters sans frontières, Yaraí Reyes Marín a déclaré avoir parlé au téléphone avec le directeur de la prison de Pinar del Río, un dénommé "Jesús". Ce dernier lui a confirmé les déclarations faites la veille par un agent de la prison selon lesquelles Normando Hernández González aurait recommencé à se nourrir.

L'épouse du journaliste ignore si ce dernier a obtenu satisfaction sur ses revendications. Il restera cependant au cachot pendant 21 jours à partir de la date de fin de sa grève et ne sera pas autorisé à l'appeler en attendant. Yaraí Reyes Marín a déclaré faire confiance aux déclarations du directeur de la prison. Elle estime que son mari a dû accepter de mettre un terme à sa grève de la faim à la suite d'un accord satisfaisant.

-- Régis Bourgeat
Despacho Américas / Americas desk
Reporters sans frontiers
5, rue Geoffroy-Marie
75009 Paris - France
tél. : +33 (0) 1 44 83 84 68
fax : +33 (0) 1 45 23 11 51
e-mail : ameriques@rsf.org
americas@rsf.org



Continúa en huelga de hambre periodista independiente y opositores
25/05/2004/
Por Jesús Álvarez Castillo / CubaPress

Ciego de Ávila (www.nuevaprensa.com) 24 de mayo- El preso político y de conciencia Normando Hernández González, condenado a 25 años de prisión, mantiene la huelga de hambre comenzada días atrás en la Cárcel Kilo 5 y medio, en Pinar del Río, donde extingue su condena, según informó su esposa Yaraí Reyes Marín.

En apoyo a su huelga se unieron otros tres opositores que forman parte de la llamada Causa de los 75, ellos son José Daniel Ferrer García, Leonel Grave de Peralta y Diosdado González Marrero.

Según la fuente, Normando decidió adoptar esta posición en protesta por haber sido trasladado de la celda solitaria en que se encontraba, hacia una galera con presos comunes de alta peligrosidad, toda vez, que según él, la Seguridad del Estado se apoya activamente en estos presos comunes no sólo para amenazarlo, sino para persuadirlo a que abandone esta actitud de protesta.

©Nueva Prensa Cubana / Reportó desde Ciego de Ávila Jesús Álvarez Castillo / CubaPress.

En crítico estado de salud el periodista Normando Hernández

LA HABANA, 24 de mayo (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El periodista y prisionero de conciencia Normando Hernández González se encuentra en crítico estado de salud, según informó su esposa Yaraí Reyes Marín, la que recibió una llamada desde la prisión Kilo 5 ½, en Pinar del Río, de la esposa del también prisionero de conciencia Víctor Rolando Arroyo, en la que se cuenta que Normando estaba tirado en una cama, semiinconsciente, con los ojos vidriosos, tras su traslado a una celda de castigo donde lo tienen en estos momentos.

"A Normando le permiten que me haga una llamada todos los miércoles, pero este miércoles no se produjo la comunicación telefónica, por lo que considero cierta la información de la esposa de Arroyo. Llamé a la prisión para conocer la situación de Normando, pero Alberto, el reeducador con quien pude hablar, me dijo que no está autorizado a dar ninguna información porque su jefatura se lo prohíbe. Tampoco pude hablar con el oficial Jesús, director de la prisión, porque cada vez que llamo me dicen que no se encuentra. Estoy muy preocupada por su salud, y porque se ha declarado en huelga de hambre", dijo Yaraí Reyes Marín.

La situación se desencadenó el 7 de mayo, cuando Hernández González protestó enérgicamente por haber sido trasladado al destacamento 6, cubículo 2, junto con reclusos comunes de alta peligrosidad, exigiendo ser restituido a la celda aislada donde lo tenían. Como parte de la protesta, el reportero independiente se mantenía acostado en el piso, a la entrada de la galera, negándose a aceptar la cama. Decidió incorporar a la protesta la huelga de hambre. En dos ocasiones, al ser abierta las rejas, escapó, pero fue devuelto a la galera de comunes. Los también presos de conciencia del Grupo de los 75 José Daniel Ferrer García, Diosdado González Marrero y Leonel Grave de Peralta, también recluidos en Kilo 5 ½, se sumaron a la huelga de hambre, en solidaridad con Normando Hernández. El director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey, Normando Hernández, expira una sanción de 25 años de prisión.

Trasladan a Normando Hernández a destacamento de reos comunes

LA HABANA, 17 de mayo (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El prisionero de conciencia y periodista independiente Normando Hernández fue trasladado al destacamento 8, cubículo 6 de la propia prisión Kilo 5 ½, donde se encontraba en celda solitaria, con reos comunes, informó su esposa, Yaraí Reyes desde Pinar del Río, a donde acudió para interesarse por la nueva situación de su esposo.

Normando se encontraba en celda solitaria desde el pasado 10 de mayo. El traslado se efectuó a la fuerza y sin causas aparentes que justifiquen la medida. "Lo arrancaron a la fuerza. Mientras lo trasladaban gritaba: '¡Viva Cristo Rey!' Perdió la voz de tanto gritar. Al destacamento donde fue trasladado lo llaman La Preventiva y es otro bloque de la misma prisión. Dijo que se iba a plantar", refirió Yaraí Reyes.

Enterado de la situación, Juan Carlos González Leiva, recién excarcelado y presidente de la Fundación Cubana de Derechos Humanos, declaró desde Ciego de Ávila, donde reside: "Normando Hernández, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey ha sido trasladado con reclusos comunes de alta peligrosidad. Normando está exigiendo seguridad para su vida. Me dijo Yaraí que se encuentra acostado en el piso, a la entrada de esa galera, con todas sus pertenencias dispersas, y se niega a aceptar la cama y decidió incorporar a su protesta no ingerir alimentos. Otros cuatro reclusos políticos se incorporaron al reclamo. La FDC protesta no sólo por esta arbitraria decisión que pone en peligro la vida de este reportero independiente, sino también por todos los prisioneros políticos que sufren esos castigos".

Una nueva comunicación de Reyes Marín la noche del miércoles 12, da cuenta que Normando Hernández fue de nuevo llevado a una celda aislada.

En buen estado de ánimo Normando Hernández

LA HABANA, 3 de mayo (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González, condenado a 25 años de privación de libertad en juicio sumario celebrado en abril del pasado año, pudo establecer comunicación telefónica con su esposa Yaraí Reyes desde la prisión Kilo 5, en Pinar del Río, donde permanece recluido. La esposa del periodista independiente reside en Vertientes, provincia Camagüey.

"Normando me dijo que su estado de ánimo es bueno, a pesar de todo; que está haciendo mucho ejercicio y en las horas de sol corre mucho para mantenerse en forma y saludable. La miel que le llevé la última vez que estuve en la presión para verlo, me dijo que le ha hecho muy buen efecto para sus problemas de salud, gástricos y de yeyunitis. Pero la vitamina Complejo B que necesita no la hay en la enfermería de la prisión. La situación del agua es crítica, sólo se entregan un cubo de agua diariamente para el baño, y un litro y medio de agua para beber", dijo la señora Reyes.

Cuenta, además, que Normando se puso muy triste cuando su pequeña hija de un año y medio, desde el otro lado del teléfono, le reclamó: "¡Mi papito, mi papito, ven!". También se puso muy contento cuando supo que su madre, Blanca González, residente en Miami, estuvo en la sesión de la Comisión de Derechos Humanos -paralela- reclamando la libertad de su hijo y de todos los presos políticos y de conciencia de Cuba, que ratificó en días pasados el programa radial "Voces de Libertad", que transmite cada martes la emisora "La Poderosa", de Miami.

El periodista independiente Normando Hernández tendrá su próxima visita familiar el 12 de mayo.

Despojan a periodista encarcelado de distintivo de los 75

LA HABANA, 23 de abril (Ana Leonor Díaz, Grupo Decoro / www.cubanet.org) - Haciendo uso de la fuerza corporal, el capitán Yosvani Miranda, jefe de Orden Interior de la prisión Kilo 5 de Pinar del Río, arrancó de la camisa del periodista independiente encarcelado Normando Hernández González el sello distintivo del Grupo de los 75.

Según denunció el también periodista independiente y prisionero de conciencia José Ubaldo Izquierdo, el acto represivo se produjo a las 10:50 de la mañana de este 21 de abril, cuando el reo tomaba la reglamentaria hora de sol, momento que aprovechó el militar para encimársele al preso y tras entablar una fuerte discusión con él, le arrancó por la fuerza el mencionado atributo.

Ese mismo día, los carceleros volvieron a registrar las celdas de los siete prisioneros políticos que extinguen condena en ese penal y les despojaron de banderas cubanas y sellos distintivos del Grupo de los 75.

Tanto Hernández González como Izquierdo guardan prisión junto a los también reos de conciencia José Daniel Ferrer García, Leonel Grave de Peralta, Arturo Pérez de Alejo, Diosdado González y Héctor Palacios, todos detenidos en marzo de 2003 como parte de la ola represiva que, en juicios espurios, condenó a 75 disidentes y periodistas a un total de mil años de cárcel.

Normando Hernández no admite convivencia con reos comunes

LA HABANA, 5 de abril (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El preso de conciencia Normando Hernández González, de 34 años, condenado a 25 años de prisión que cumple en el penal Kilo 5 ½ de la provincia Pinar del Río, permanece solo en una celda porque no admite su traslado a un destacamento de comunes. "Soy un prisionero de conciencia y hay que respetarme ese status. Me niego a convivir con presos comunes, no porque menosprecie a esas personas en desgracia, sino por una razón política, de conciencia", dijo Normando, según expone su esposa Yaraí Reyes Marín, quien lo visitó la semana pasada.

Continúa exponiendo la profesora Reyes que por esa misma actitud asumida desde el 11 de noviembre de 2003, cuando se quitó la vestimenta de preso y la lanzó al pasillo de la galera, sólo usa short y camiseta blancos "y como sólo permiten el uso de ropas blancas o la gris, de preso, no permitieron que le entregara a Normando un 'mono' negro y camiseta a rayas que le llevé a la visita conyugal, como él me pidió, a pesar de que yo había hecho la consulta por teléfono al oficial Jesús, jefe de la prisión, quien lo autorizó. Pero alegaron los custodios que como Jesús no se encontraba el día de mi visita, no podía dejar la ropa, aunque sí permitieron la entrega de alimentos, que no es usual en las visitas conyugales, y entregué un poquito de leche, litro y medio de miel y otras chucherías".

En otro orden de cosas, refiere la señora Reyes que la endoscopia y biopsia realizadas al esposo, confirmaron la existencia de yeyunitis por filtración: escape de vitaminas por el yeyuno, causado presumiblemente por estrés. "El tratamiento requiere vitamina B-12 inyectable y ácido fólico, y aunque Normando está más delgado, su estado de ánimo es bueno, lo mantiene alto".

Trasladan de celda de castigo a Normando Hernández

LA HABANA, 1 de marzo (Reinaldo Cosano Alén / www.cubanet.org) - El periodista independiente y preso de conciencia Normando Hernández González, de 33 años, fue conducido de la celda de castigo donde lo tuvieron desde el 11 de noviembre del pasado año hasta el 25 de febrero del año actual, a otra celda, también aislado, pero de menor rigor, en la prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río, según expresó su esposa Yaraí Reyes Marín, quien añadió:

"Normando me llamó por teléfono el 25 de febrero, muy temprano, y me dio la noticia del traslado. Está ahora en la celda 1, sección 2. Ha mejorado su salud en cuanto que ha aumentado algunas libras, y su estado emocional es bueno. Pero mejoría entre comillas. Hoy precisamente fue conducido al hospital para practicarle una endoscopia, ya que padece de inflamación del yeyuno que le produce mucho dolor. También sufre de inflamación estomacal y gastritis. Me dijo que le harán una biopsia del yeyuno. Hoy mismo tuvo otra crisis provocada por dolores en la cervical, lo que le impide hacer ejercicios".

Cuenta la esposa del preso político: "Normando es ahora que duerme sobre una colchoneta de espuma de goma, prestada por un custodio de la prisión; préstamo que no entiende muy bien. Desde que trasladaron a Normando de la prisión de Boniato, en Santiago de Cuba, estuvo durmiendo en el piso. Le habían dado una colchoneta mugrienta y llena de chinches, la cual lanzó al pasillo por entre los barrotes de su celda".

"El mismo día 25", continuó Yaraí Reyes, "sacaron de otra celda de castigo al prisionero de conciencia Leonel Grave de Peralta (causa de los 75), y aunque los tienen separados y aislados en la misma área, pueden conversar a gritos. La última visita reglamentaria que Normando y yo tuvimos fue el 30 de octubre. El 11 de noviembre fue llevado a una celda de castigo por declararse en huelga. No volvimos a vernos hasta el 13 de febrero, cuando nos concedieron pabellón conyugal. Llevé estrictamente pesadas las treinta libras de alimentos para tres meses, que es lo permitido. Tan estrictamente pesado que llamó la curiosidad el guardián que requisa y me dijo: '¡Señora, no es necesario que sea tan exacta!'"

Por último, la señora Reyes cuenta que fue ésa la primera llamada telefónica que recibe de su esposo desde que lo trasladaron de Santiago de Cuba: "Me explica Normando que el teléfono de la prisión rechazaba las tarjetas. Gastó las 25 tarjetas telefónicas que le fui llevando y no usó en esta larga llamada a Vertientes. Aunque se iban muy rápido, porque fue una llamada de larga distancia, pudimos conversar".


Los derechos perdidos de Normando

LA HABANA, febrero 6 (www.cubanet.org) - El periodista independiente Normando Hernández González fue detenido el 18 de marzo de 2003 en su natal Vertientes, Camagüey junto a otros 74 disidentes en toda la isla.

Días después, se le condenó a 25 años por el delito de informar sobre los problemas más incisivos que atañen a la sociedad cubana.

Desde hace más de once meses, Normando permanece en celda aislada, oscura, incomunicado y en prisión de máximo rigor.

Hernández González cumplió sus primeros meses en la prisión de Boniato en Santiago de Cuba, donde estuvo siete meses soportando todo tipo de vejaciones.

Hoy yace en otra cárcel, Kilo 5 1/2 Pinar del Río, al extremo opuesto de la isla, a casi setecientos kilómetros de su domicilio. Trasferido a esa penitenciaria para impedir una huelga a fines de agosto de 2003, junto a siete compatriotas, presos por igual causa, que exigían mejores tratos en un ambiente deplorable. Las ratas e insectos abundan, el baño, es un hueco rasante al piso con escaso acceso a agua potable. Tiene también poco acceso a la asistencia médica, y le dan alimentos descompuestos.

En la cárcel de Kilo 5 1/2 no le permiten leer, escribir ni hacer llamadas telefónicas. La comunicación con su familia es cero. De Normando sólo se sabe a través de cartas de amigos que allí se encuentran, dijo su esposa, Yaraí Reyes Marín, que no ha podido ver a Normando desde el 30 de octubre.

Reyes Marín necesita una semana de viaje para llegar a la cárcel donde se encuentra su esposo. Tiene que tomar un tren Camaguey-Habana. Luego otro, Habana-Pinar del Río, y finalmente cualquier transporte que le acerque a unos kilómetros de la penitenciaria. Y allí, esperar.

Pero no ira sola, la acompaña su hija Daniela Hernández Reyes, de casi dos años, y lleva un paquete de treinta libras de alimento y aseo personal que corresponden a Normando.

El 26 de enero Yarai Reyes se personó en la prisión pinareña. Las noticias que trajo no eran buenas. Normando tiene quebrantada su salud: inflamación del intestino delgado, dolores de pecho y taquicardia. Algo peor, Normando había sufrido una golpiza dada por el oficial Beuni, Jefe de la Seguridad del Estado del penal.

Normando fue golpeado, como lo hicieron con Adolfo Fernández Saín y Víctor Rolando Arroyo, también prisioneros de conciencia, por un desenfreno en los malos tratos que quiebran el orden interior de prisiones cubanas y que pasan al abultado libro de la indignación.

Es sin dudas la brutalidad que se dispara y es difícil detenerla con el rasero de la lógica.

Comentó la señora Reyes que el último día de su visita a Kilo 5 1/2, llegó a las 10 de la mañana para pedir una explicación de los hechos ocurridos a su esposo. Tres horas después, la hicieron pasar a una oficina, rodeada por diez policías de la prisión, entre ellos el jefe médico del penal, quien negó tener reportes del mal estado de salud de Normando. Igual negación recibió del oficial Beuni de haber golpeado a su cónyuge.

Ante tanto silencio oscuro e indiferencia Yarai no cree en nada mientras no confirme con Normando los rumores, que vienen de una fuente segura. Y para distanciarla aún más de la verdadera verdad le niegan verlo, aludiendo las autoridades que "él no tiene derechos".

"Ustedes se quejan de que a las esposas de los cinco espías cubanos presos en los Estados Unidos les niegan la Visa (desde Cuba) para ir a verlos. Sin embargo, yo no tengo que pedir una Visa para ver a mi esposo en Pinar del Río. Mi hija llora por ver a su padre y ustedes no nos permiten verlo", les dijo Yaraí.

Normando Hernández, de 34 años, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey y colaborador de CubaNet, es muy querido por todos los que lo conocen. Activo, buen padre y amante de su familia según criterios generalizado de sus allegados. Normando, como los otros periodistas encarcelados, lleva el periodismo como una profesión y un sacerdocio.

Puede que sea difícil, pese a sus largas condenas de hasta veintiocho años, hacerlos abandonar la esencia de un sacrificio y un oficio que une los prosélitos del bien y el decoro.


Torturas y más torturas

Normando Hernández, condenado a 25 años de prisión, que cumple en la prisión Kilo 5 1/2 de Pinar del Río. Reside en la ciudad de Camagüey.

KILO 5 ½, Pinar del Río - "La integridad física y moral de los encartados ha estado y estará plenamente garantizada. No habrá celdas de castigo ni aislamientos inhumanos".

Así lo afirmó el canciller de Cuba, Felipe Pérez Roque, el miércoles 7 de abril de 2003 en la sala de prensa de la Cancillería cubana, al referirse a los 75 disidentes al gobierno de La Habana que fueron sometidos a juicios parcializados y sumarísimos, y condenados muchos de ellos a más de 20 años de privación de libertad.

Pero del dicho al hecho hay más de un trecho. Resulta que el gobierno de Fidel Castro, desde el primer día de las detenciones, montó una vil campaña difamatoria ¡que aún continúa! con el objetivo de denigrar, desprestigiar, menoscabar y deshonrar la moral de los pacíficos luchadores.

Por otra parte, el régimen de la isla, haciendo uso de la política sádica que lo caracteriza, confinó a varios cientos de kilómetros de sus hogares a los disidentes, torturando de esta forma a sus familiares, que tienen que trasladarse con serias limitaciones en el transporte, para poder ver a sus seres queridos dos horas cada tres meses. Lo distante de las visitas es también una forma de tortura, al igual que lo apartado de las licencias conyugales, que duran tres horas cada cinco meses.

Si examinamos las condiciones en que sobreviven los prisioneros de conciencia podemos sacar conclusiones.

Tomemos como ejemplo la cárcel provincial Kilo 5 ½, ubicada en la provincia de Pinar del Río, donde guardan prisión ocho de los 75 disidentes políticos que fueron condenados hace poco más de siete meses.

En Kilo 5 ½ conviven con reos comunes altamente peligrosos, con quienes comparten el patio. Sólo les dan cuatro horas de sol a la semana y se les prohíbe ver televisión, escuchar la radio, y nada más pueden leer los libros que la policía política determine. Su correspondencia es ultrajada y no tienen teléfono para comunicarse con sus familiares. Están obligados a tomar agua que tiene todo tipo de materias extrañas y a consumir pésimos alimentos. La asistencia médica especializada es deficiente, se les niega el servicio religioso. En esta prisión los luchadores cívicos son amenazados con la suspensión de las visitas familiares y matrimoniales, con levantarle nuevas causas y con ser fusilados cuando el gobierno lo estime pertinente. Además, son constantemente acosados por los oficiales de la Contrainteligencia cubana.

Bajo la justificación de una disposición reglamentaria interna para proteger la disciplina del penal, algunos han sido llevados por períodos prolongados a los calabozos, por haber renunciado de forma cívica a los alimentos, en reclamo de mejores condiciones de vida y otros por vestir de civil para diferenciar su condición de los presos comunes. También son llevados allí si adoptan posiciones contestatarias para evitar le mancillen su moral.

En el calabozo están privados del contacto con el mundo exterior y con los demás reclusos. No se les permite ningún tipo de literatura, ni siquiera el periódico. Se les niega la luz del sol. No tienen acceso a los avituallamientos y pertenencias. Se ven obligados a permanecer en calzoncillos, a dormir sin colchón encima de hormigón armado y a convivir con roedores, bajo el rigor de los mosquitos y todo tipo de insectos. El calabozo es tapiado, sin luz eléctrica y sin baño. Allí, simplemente, son torturados.

Es bueno recordar a las personas que pongan en tela de juicio el martirio a que son sometidos los reclusos que para el derecho internacional la tortura es una forma agravada y deliberada de trato cruel, inhumano y degradante. La resolución contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1984, tipifica jurídicamente el término tortura, entre otras cosas como todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales.

Existen otras reglamentaciones internacionales, como la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, adoptada en el seno de la OEA en 1998, que no dejan lugar a dudas: los 75 disidentes encarcelados están siendo torturados.

Después de analizar todo esto, se puede asegurar que lo dicho por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba dista mucho de la realidad.

Lo que sufren los prisioneros cubanos puede sintetizarse en una frase: Lo que están recibiendo es tortura y más torturas.

Y, como decimos en buen cubano, "para ponerle la tapa al pomo", en sus visitas conyugales fueron desnudadas, requisadas e interrogadas por los representantes del ministerio del Interior la esposa del periodista independiente José Ubaldo Izquierdo y la de quien escribe estas líneas, Normando Hernández González.

Estos procedimientos inmorales e impúdicos constituyen raptos legales de la propia Constitución vigente en Cuba.


Cochicárcel

Normando Hernández González, condenado a 25 años de prisión

Cubanet 16 de febrero de 2004

CARCEL DE BONIATO, Santiago de Cuba - ¿Qué nombre le daremos? Manicomio, por el alto nivel de desequilibrio mental. Cementerio de hombres vivos, porque te matan lentamente. Basurero, por considerarse inmundicia, desperdicios de la sociedad a los que arrojan aquí. Cochiqueras, por ser tratados como puercos malolientes y alimentarlos con sancocho. Cualquiera de estos nombres pudiera ser. Pero me gusta uno compuesto. ¿Por qué no llamarle a las prisiones cochicárceles?

Sí, amigo. Cochicárcel es la denominación más adecuada para dar una idea de las mazmorras en la Mayor de las Antillas. Esta palabra compuesta sólo significa que los presos en Cuba se encuentran recluidos en condiciones similares a los cerdos en las cochiqueras. Digo similares, porque estoy seguro de que los marranos viven mejor en las pocilgas que los reclusos en las prisiones.

Para aquellos incrédulos que lejos de aquí se cuestionen tal afirmación, vale enumerar algunos detalles.

Los cochipresos del régimen penal de Boniato, en la cochicárcel de Santiago de Cuba, viven hacinados en una celda que sólo les da 83 centímentros de ancho por 125 centímetros de largo de movimiento libre. se alimentan de bollo de vaca, chorote, burundanga y otros nauseabundos manjares.

Paso a explicar la composición de estos alimentos -si es que se les puede llamar alimentos- que mantienen a los reclusos -si es que se le puede llamar vida a la existencia de estas personas.

El chorote es maíz tostado y cocinado con agua. Se les da a los cochireos en el desayuno, y en algunas ocasiones es sustituido por harina de trigo disuelta en agua con azúcar sin refinar. A este chorote se le añade una pequeña ración de pan.

En los almuerzos y comidas se turna como plato fuerte el bollo de vaca. Como su nombre lo indica, está compuesto por el bollo de la vaca convertido en pasta. Es de color blanco. A veces lo sustituye la apestosa burundanga, que dicen estar elaborado con vísceras de res, pero se sospecha que entran en su composición los cascos y los excrementos.

Como plato fuerte también hace su entrada la tenca, un pescado famoso por su mal olor y sabor.

Hay que tener en cuenta que todos estos comestibles, además, los traen cada cierto tiempo en franco estado de descomposición.

De guarnición podemos saborear la sopa sin fideos y de sustancia de harina de trigo o un buen potaje sin frijoles. En honor a la cocina italiana nos ofertan coditos hervidos en sal, blancos como el papel. Ocasionalmente nos dan carne molida, de ese animalito que nadie ha visto y se llama soya.

Hasta aquí la descripción a grandes rasgos de cómo alimentan a los cochipenados en la cochicárcel de Boniato. Es bueno señalar que todas estas inmundicias son consideradas por la dirección y la reeducación del cochipenal como un derecho que tienen los cochireos.

También les contaré cómo se violan las reglas mínimas para el trato a los cochireclusos en la cochicárcel de Boniato.

En primer lugar, estamos cumpliendo la sanción a cientos de kilómetros de nuestros hogares. Vivimos en una celda oscura. Nos dan sol una hora de lunes a viernes. La visita es cada tres meses, sólo dos horas con dos de nuestros familiares. Nos prestan a nuestras esposas tres horas cada cinco meses en un pabellón conyugal con poca privacidad. La correspondencia la recibimos abierta, y nos obligan a entregarla abierta. La asistencia médica es pésima y hay que estar grave para acceder a asistencia especializada. Nos llevan al hospital con las manos esposadas, con grilletes en los pies y escoltados por perros. No tenemos acceso a la prensa ni a la televisión. Un cochipreso de conciencia es tratado igual que un cochireo sancionado a pena de muerte por fusilamiento. Nos prohíben la asistencia religiosa, nos amenazan, nos ofenden, nos faltan el respeto. Tratan de humillarnos y desacreditarnos.

Soy un cochipreso de conciencia, sancionado a 25 años de privación de libertad por ejercer el periodismo de forma independiente en Cuba.

Por el momento, sólo me queda invitarlo a que saque sus conclusiones y a visitar un cochipenal en la Isla de los Hermanos Castro.

 


COMUNICADO DE PRENSA DE M.A.R POR CUBA

ATROPELLADO UN PERIODISTA INDEPENDIENTE EN UNA CELDA DE CASTIGO

23 de enero de 2004 - El periodista independiente NORMANDO HERNÁNDEZ GONZÁLEZ hace más de 70 días que se encuentra confinado en una celda de castigo, donde es víctima de los atropellos y vejámenes de las autoridades de la Prisión Kilo 5 ½ de Pinar del Río.

Al prisionero político y de conciencia lo han obligado a convivir durante este tiempo con asesinos y desquiciados mentales con el fin de atemorizarlo y desestabilizarlo emocionalmente. Además, fue amenazado y atropellado por un oficial de la policía política nombrado Ramón Beune. Asimismo, las autoridades carcelarias no le entregaron sus pertenencias hasta los 48 días de cautiverio.

Hernández González presenta un gran deterioro en su salud, pues ha bajado considerablemente de peso y la presión arterial le ha subido de manera alarmante.

Esta información fue sacada clandestinamente de la cárcel, por medio de una misiva que el también reo de conciencia, José Daniel Ferrer García envió a sus familiares, destacando que "este es el caso más preocupante ahora".

Normando Hernández González, de 33 años de edad, oriundo de la localidad camagüeyana de Vertientes y director del Colegio de Periodistas Independientes de Camaguey, fue injustamente condenado a 25 años de privación de libertad en uno de los juicios sumarios celebrados en abril último a 75 patriotas cubanos.

(Reporta desde Cuba para M.A.R. POR CUBA María Elena Alpízar Ariosa, Periodista Independiente, Miembro del I.C.E.I. "Manuel Sánchez Herrero", representante en las provincias centrales de la Asamblea para Promover la Sociedad Civil).

 

Normando Hernández González continúa en celda de castigo

27 de diciembre de 2003

Vertientes, Camagüey - www.PayoLibre.com - Al siguiente la declaración de Yaraí Reyes Marín, esposa del prisionero de conciencia que cumple una condena de 25 años por ejercer la prensa libre desde Cuba:

Normando está en celda de castigo por haberse negado a poner la ropa de preso común. El castigo se le cumplía el 3 de diciembre pero porque se niega a ir para destacamento con los comunes lo han mantenido hasta que el cambie de idea. Yo estoy muy preocupada por la situación de Normando, ya que no se encuentra muy bien de salud, está presentando serios problemas de dolor en el abdomen, él padece de ulcera crónica, y eso me preocupa mucho y ahí en esas celdas de castigo no se le permite una asistencia médica.

Precisamente hoy (día 23) en horas de la mañana yo me comuniqué con la prisión Kilo 5 ½ , de Pinar de Río, donde se encuentra Normando, y hablé con el de la seguridad que atiende al penal, que se hace llamar Beune, y me informó que "Normando se quejaba mucho de dolor en el abdomen", que ellos habían "permitido que se quedara con un poco de leche y un poco de serial, cosas que bajo castigo no se les permite normalmente".

Normando no tiene colcha, ya me había mandado a decir que le hiciera llegar una y a mi (del penal) se me había dicho que le habían dado una, cosa que no era cierta porque según el mismo oficial me explica que "cuando se repartió las colchas no se dieron cuenta que él estaba en otro lugar y en fin, se quedó sin colcha". Imagínense todos estos fríos que han estado pasando en estos días.

También me informó que le daban un colchón de espumas en horas de la noche y se lo quitaban en horas de la mañana, nada más para dormir. El resto del día Normando debía estar tirado ahí en una esquina en la celda.

No se le permite escribir, no recibe mis cartas, dicen que por estar en estas condiciones no se le permite la literatura tampoco. No le permiten ni leer ni nada.

Yo le pregunté que como veía a Normando y me dijo que "estaba como siempre", como él (el oficial) "lo había visto cuando llego ahí", que "era un hombre delgado", cosa que me preocupó mucho porque cuando Normando llegó a Pinar del Río estaba en huelga de hambre, estaba en muy malas condiciones, muy delgado, y si él lo ve así entonces Normando está con muy pocas libras de peso. Debe haber bajado unas cuantas libras en esa celda de castigo y eso me ha dejado bastante preocupada.

Otra cosa que este militar me comentó fue que mañana (día 24) posiblemente Normando fuera llevado al destacamento, yo me preocupé y le pregunté que si él se negaba, y entonces me dio a entender que va a ser llevado a la fuerza. "Quiera o no quiera él debía ir para un destacamento."

 

Normando Hernández se niega a vestir uniforme de preso

LA HABANA, 23 de diciembre (www.cubanet.org) - El periodista independiente Normando Hernández, sancionado a 25 años de prisión continúa en celda de castigo por negarse a vestir el uniforme de preso, según informó su esposa, Yaraí Reyes Marín.

"Conversé por teléfono con el oficial Jesús, jefe de la prisión Kilo 5 ½ en Pinar del Río, donde tienen a Normando, sobre esta situación. Me preocupa mucho porque sé que Normando no va a vestir el uniforme de preso, y desconozco con exactitud las condiciones en que lo tienen. Desde el 30 de octubre, cuando lo visité, no sé de él: ni una carta, ni una llamada", dijo Reyes.

Añadió que no entiende por qué a los presos políticos los obligan a usar uniforme mientras que los comunes andan de civil, con cualquier tipo de ropa: jeans, camisetas, camisas, tenis, zapatillas.


Opositores y periodistas independientes se unen en cadena de oración

CAMAGÜEY, 1 de diciembre (www.cubanet.org) - Opositores y periodistas independientes de las provincias Camagüey y Ciego de Ávila se han unido en cadena de oración por la liberación de Normando Hernández González, director del Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey y los demás condenados por razones políticas, según dieron a conocer desde Vertientes Yaraí Reyes, esposa de Normando, y desde Ciego de Ávila miembros de la oposición interna.

Desde el pasado 11 de noviembre y hasta el 10 de diciembre se llevarán a cabo estas cadenas de oración, rogándole al Señor por la libertad de todos los presos políticos y de conciencia, tres veces al día: 6 de la mañana, 12 meridiano y 6 de la tarde.

Afirma la señora de Hernández que su esposo, confinado en la prisión provincial de Pinar de Río, se encuentra actualmente en una celda de castigo, donde permanecerá 21 días, por haberse declarado plantado junto a sus hermanos de causa.


Teme por su vida esposa de periodista independiente en huelga de hambre

LA HABANA, 15 de septiembre de 2003 (www.cubanet.org) - "Si ellos (las autoridades) me han convertido en un héroe, ahora me tendrán que convertir en un mártir", dijo el periodista independiente Normando Hernández a su esposa, Yaraí Reyes Marín, durante una breve visita que pidió a las autoridades carcelarias.

"Salimos muy desconsolados -expresó Yaraí-; es casi imposible explicarlo. Ha sido el momento más difícil de mi vida. Normando llevaba diez días en huelga de hambre y nos enteramos cuando nos encontramos con él. Lo llevaron esposado desde Santiago de Cuba en un carro con asiento plástico, y sólo podía apoyarse en la frente, por eso la tenía muy magullada, y también sufría de inflamación en el coxis. Está muy flaco. Antes usaba la talle 34 y ahora usa la 28. Sus movimientos son muy inestables y padece de taquicardia y presión alta, dolencias que no padecía antes de ir a prisión. Lo atiende una doctora, pero lo veo muy mal".

La profesora Reyes Marín viajó, acompañada del padre de Normando, a la prisión Kilo 5 ½, en Pinar del Río, a donde el prisionero de conciencia fue trasladado cuando se declaró en huelga de hambre en la prisión Boniatico, en Santiago de Cuba, junto a otros cinco prisioneros de conciencia: Manuel Vázquez Portal, Próspero Gaínza, Juan Carlos Herrera, Nelson Aguiar y Antonio Villareal. Todos los prisioneros de conciencia en huelga de hambre fueron separados y trasladados a diferentes prisiones.

Explica también la señora Reyes que la visita duró media hora, que ella y su suegro le pidieron a Normando que depusiera su actitud, que iba contra los principios cristianos y contra su salud, porque trae trastornos irreversibles. Pero Normando les respondió: "Iniciamos la huelga en Boniatico por las malas condiciones de la prisión, y me han trasladado a otra igual. No cederé."

"Es muy terco -dijo Yaraí. Sé que mantendrá esa actitud".

Los familiares del periodista, condenado a 25 años de prisión durante la ola represiva de abril, tuvieron una corta entrevista con los oficiales Lázaro, segundo jefe del penal; Yosmani, de orden interior, y Beume, del Departamento de Seguridad del Estado, quienes dijeron que el ayuno de Normando constituye una severa infracción del reglamento carcelario y que mientras no deponga esa actitud no mejorará su situación ni tendrá otra visita.

"Temo que se muera -les dije-, a lo que me respondieron: 'No se preocupe que no lo vamos a dejar morir'. Pero, ¿cómo no preocuparme", dijo Reyes.

La profesora Yaraí Reyes desea dejar constancia de las atenciones que para ella y su suegro han tenido sacerdotes de la Iglesia Católica, en La Habana y Pinar del Río, y también miembros de grupos opositores.


Teme nuevos castigos el periodista independiente Normando Hernández

LA HABANA, 18 de agosto (www.cubanet.org) - El periodista independiente y prisionero de conciencia Normando Hernández González, sancionado a veinticinco años de prisión, y recluido en la prisión Boniatico, provincia Santiago de Cuba, está a la espera de la imposición de algunas de las llamadas medidas disciplinarias, después de una fuerte discusión con uno de sus carceleros, según relató Hernández en llamada telefónica del pasado sábado a su esposa Yaraí Reyes Marín.

"Era alrededor de la una de la madrugada. No había quien durmiera con tanto calor y mosquitos. Vázquez [Manuel Vázquez Portal, condenado a 18 años] y yo conversábamos, cada uno desde su celda, pues nos tienen aislados. Parece que nuestra conversación, con críticas al régimen no gustó a un guardián, y dirigiéndose a mí gritó: '¡Déjate de hablar tanta mierda!' Yo, hastiado de los insultos constantes, respondí: '¡Yo hablo lo que me dé la gana!' De inmediato se formó un gran vocerío al intervenir los otros presos (comunes) de la galera, apoyándonos y con denuestos contra los carceleros".

Hernández le contó a la esposa que llevaba más de una semana tratando de comunicarse con ella, sin que se lo permitieran. Y que si la comunicación entre ellos quedaba interrumpida por largo tiempo pudiera tratarse de una de las medidas anunciadas.

La señora Reyes teme, sobre todo, que le pudieran suspender la visita programada para el 28 del presente mes -la anterior fue en junio.

"¿Imagina usted que yo con mi niña de brazos haga ese viaje tan difícil y tan largo para ver a mi marido, y que cuando llegue a la prisión me digan que le han suspendido la visita?", señaló la esposa del periodista independiente, quien reside con su hija en Vertientes, provincia Camagüey.

"Si uno tiene cualquier urgencia y llama a los guardias, se hacen los sordos. Llevo casi una semana sin almorzar. La dieta de sopa de tenca (pez de agua dulce), muy grasiento y con sabor a tierra, con plátano burro y harina de maíz, todos los días, no hay quien la resista", relató el también director de la agencia de prensa Colegio de Periodistas Independientes de Camagüey.

Por su parte, Reyes informó que hace más de mes y medio que Normando entregó en la prisión una carta destinada a ella, y es la fecha en que no la ha recibido.

 

Practican denigrante requisa a esposa de periodista encarcelado

LA HABANA, 22 de julio (www.cubanet.org) - Yaraí Reyes Marín, esposa del prisionero de conciencia y periodista independiente Normando Hernández González, sancionado a veinticinco años de rigurosa prisión, dijo que fue "requisada" (así llamaban en Cuba a la revisión corporal policial, o de celda) por mujeres policías, tanto a la entrada como a la salida de la "licencia matrimonial" o "pabellón", como también se le conoce, en la prisión Boniatico, en la provincia Santiago de Cuba.

"Me hicieron bajar pantalón y pantaleta y agacharme -cuclilla-, aunque no me obligaron a quitarme la blusa, como han hecho a otras esposas de presos; sólo abrirla. Todo esto a la posible 'caza' de papeles, documentos, denuncias. Estas medidas extremas me parecen ridículas. Más que ridículas, denigrantes. Innecesaria humillación que demuestra miedo", dijo la profesora Reyes.

Señaló también que en la visita al esposo le ocuparon un poema compuesto por éste y dedicado a ella en ocasión de su cumpleaños, aunque luego de leído y bien analizado por un oficial del DSE de la prisión, comprobado que no era "peligroso", le fue devuelto. También -dijo- le devolvieron los jabones.

Cuestionada sobre el asunto de los jabones, la joven Reyes detalló que es un "canje" que hace con Normando. El le entrega los jabones de mala calidad -que le hacen daño a la piel- que recibe del penal para su aseo y lavado de ropa- y Yaraí los emplea para hervir las ropas de la pequeña hija de ambos, y Normando recibe a cambio jabones de buena calidad comprados en la "shopping" (tiendas) estatales, en dólares, para su uso.

 

Periodista independiente sin luz eléctrica en su celda

LA HABANA, 10 de julio (www.cubanet.org) - Cuando oscurece, el reo de conciencia Normando Hernández González, periodista independiente que cumple 25 años de sanción en la prisión Boniato, de Santiago de Cuba, sólo tiene la opción de pensar, porque su celda no tiene luz eléctrica, según comunicó en llamada telefónica a su esposa, Yaraí Reyes Marín.

"No le dan derecho a ver la televisión. Sólo a veces escucha la radio, muy mal, que llega a sus oídos desde lejos. La correspondencia se la entregan con mucho retraso; por tanto, lo mantienen desactualizado de la familia", expresó Reyes.

Agregó la esposa del prisionero de conciencia que aunque él ha sido declarado hipertenso, hace 18 días que no le toman la presión arterial y que continúa creciéndole lo que ya es una amplia mancha rosada en la cara, que le alcanza ambos pómulos y la nariz. El tratamiento para esta dolencia requiere un tipo de pomada a base de esteroides que, según las autoridades penitenciarias, no se encuentra en la prisión.

"Entregué al oficial de la Seguridad del Estado de la prisión, Ramiro Tamayo -agrega la señora Reyes-, algunos medicamentos, principalmente vitaminas para mi esposo, pero no se los han entregado. Estamos preocupados por su salud".

La esposa de Hernández informó también que tanto a él como a los otros reclusos políticos, luego de la conversación sostenida con las autoridades del penal, en la cual protestaron por las malas condiciones carcelarias, se les cambió el horario del soleador para las cuatro y las cinco de la tarde, y no como lo hacían, al mediodía, bajo el achicharrante sol santiaguero.

También fue resuelta la filtración de orina que formaba charcos en sus celdas, y han recibido atención estomatológica. "Pero continúan sin luz eléctrica ni agua en las celdas, por lo cual son trasladados a otras, con grilletes en los pies y esposas en las manos, para realizar el aseo. Son conducidos por varios guardianes y perros policías, como si fueran criminales muy peligrosos", enfatizó Yarai.

Al momento de su detención, Normando Hernández González, de 33 años, era director de la Cooperativa de Periodistas Independientes de Camagüey. Junto a su esposa y su hija de brazos esperaba la fecha del vuelo para marchar a los Estados Unidos en condición de refugiado político, luego que las autoridades le retuvieron por mucho tiempo el permiso de salida.

 

Con problemas de salud Normando Hernández

LA HABANA, 19 de junio (www.cubanet.org) - El periodista independiente Normando Hernández, condenado en la reciente ola represiva a 25 años de privación de libertad, confronta problemas de salud en la prisión conocida como Boniatico donde ha sido encerrado, en la región oriental del país.

Hernández, director de la agencia de prensa independiente Cooperativa de Periodistas Independientes de Camagüey, está padeciendo de hipertensión (150/100). "Le han aparecido manchas rojas en la cara", informó su esposa, Yaraí Reyes Marín, quien agregó: "Le dan sopa de harina, algo preocupante porque si le está subiendo la presión la harina es perjudicial para su salud. El ha pedido asistencia médica, pero no se la han dado oportunamente".

Amnistía Internacional declaró prisionero de conciencia a Normando Hernández, al igual que el resto de los periodistas independientes y opositores pacíficos que fueron víctima de la ola represiva desatada por el gobierno cubano contra la sociedad civil.

"Para mover a Normando de la celda, aparte de las esposas le colocan unos grilletes llamados esposas de pie", dijo su esposa. "Tiene los pies rayados debido a eso, ya que le aprietan".

Antes de ser detenido, Normando Hernández había fundado la revista Luz Cubana, y reside en Esperanza 18 entre H y Luz, en Vertientes, provincia de Camagüey.

Por otra parte, el también prisionero de conciencia Léster González Pentón, presidente del Movimiento Pro Derechos Humanos Alfa 3, sancionado a 20 años de prisión en la última ola represiva, recibe maltratos por parte de sus carceleros.

González Pentón se encuentra recluido en una celda de metro y medio por dos metros y medio en la prisión de mayor rigor Kilo 8, en Camagüey, y de acuerdo a una nota salida de esa prisión, cuando lo sacaron para una foto, los carceleros le dijeron al barbero que se trataba de "uno de los quisieron secuestrar una lancha". También se pudo conocer que a González Pentón lo sacan a tomar el sol esposado dentro de una jaula de gruesas barras de acero.

 

En infrahumanas condiciones el periodista Normando Hernández

LA HABANA, 9 de mayo (www.cubanet.org) - El periodista independiente Normando Hernández González, de 32 años, fue finalmente trasladado a la prisión "Boniatico", provincia Santiago de Cuba, a unos 400 kilómetros de su residencia en Vertientes, provincia Camagüey.

A Normando lo mantienen en condiciones de vida infrahumanas, según refirieron el padre y la hermana del prisionero, quienes lo visitaron en días recientes. Normando Hernández es el director de la agencia de prensa Cooperativa de Periodistas Independientes de Camagüey (CPIC).

"A Normando lo pelaron a rape. Ha bajado mucho de peso y está demacrado. Lo llevaron esposado a la sala de visitas. Allí se las quitaron. Vestía el "uniforme": un short gris de mezclilla y camiseta blanca. Su padre, de momento, no lo reconoció. Después se echó a llorar. Está muy descontrolado, muy nervioso, aunque se mantiene rebelde y firme en sus ideas", declaró vía telefónica Yarai Reyes Marín, esposa de Normando.

Añadió la señora Reyes que Normando, al igual que los otros reos, tiene que dormir sobre un colchón de forro de nylon y tiras de este mismo material, que provocan un calor insoportable, especialmente en Santiago de Cuba, una de las regiones más cálidas del país.

Por su parte, la hermana de Normando, Normaida Hernández, señaló: "No hay agua en las celdas, la tienen que sacar de los baños colectivos. La comida es pésima. Conviven con ratones, cucarachas, chinches y una permanente nube de mosquitos que parecen cómplices del régimen para hacerles peor la vida. La celda es tan estrecha que cuando llueve la cama se moja porque apenas hay espacio para moverla". Normaida añadió estas palabras del periodista independiente: "¡Que el mundo entero conozca estas crueldades! ¡Que no quede una zona de silencio!"

Los familiares de Hernández señalaron un tanto a favor del gobierno, ya que apartándose de la norma en otras penitenciarías, en Boniatito mantienen separados a los presos de conciencia de los comunes.

En la misma prisión y en semejantes condiciones de vida se encuentran los periodistas alternativos Manuel Vázquez Portal y Edel José García, y el opositor pacífico Nelson Aguiar, presidente del Partido Ortodoxo Cubano, los tres residentes en La Habana.

Normando Hernández González fue condenado a 25 años de prisión por el Tribunal Provincial Popular de Camagüey en juicio sumarísimo. En la misma causa fueron juzgados el periodista independiente Mario Enrique Mayo Hernández y los promotores de la sociedad civil Alfredo Manuel Pulido López y Alejandro González Raga, todos de Camagüey, y acusados de delitos "contra la independencia e integridad territorial del estado", según expresó el acta de sentencia de ese tribunal.